Un lugar donde refugiarse

Un lugar donde refugiarse: El romanticismo de Lasse Hallström

Lasse Hallström es un tipo con mucho azúcar corriéndole por las venas que lucha contra esa frialdad que siempre se le presupone a los suecos y demás europeos del norte con grandes y pequeñas historias de amor. No sería de extrañar que tuviera un lugar destacado en sus estanterías para las novelas de Nicholas Sparks, pues de otra forma no podría explicarse no ya que haya realizado una adaptación de sus novelas, sino que ya va por la segunda. Tras Querido John (2010) con los guapísimos Channing Tatum y Amanda Seyfried, el cineasta nos presenta Un lugar donde refugiarse con los no menos guapos Josh Duhamel y Julianne Hough, nuevo ejemplo del subgénero romántico nicholas sparks.

 

Un lugar donde refugiarse

 

Así, Un lugar para refugiarse sigue las directrices que marca el género aunque con un par de matices. De una parte, y a pesar de su evidente tono meloso, la película guarda bastantes similitudes con aquella Durmiendo con su enemigo (Joseph Ruben, 1991) enriqueciendo así el monótono (y previsible) drama romántico con unas pinceladas de thriller. De otra parte nos encontramos conque el personaje que guarda un secreto de su pasado y quien lucha consigo mismo por no caer en las redes del amor es el mismo. Katie (Julianne Hough) es quien huye y se niega a avanzar, dejando a Alex (Josh Duhamel) como mero objeto de deseo, un viudo (¿alguien pensaba que no habría algún muerto?) que es al tiempo un padrazo y el soltero más popular del pueblo.

 

Las dos horas de acaramelamiento están más que aseguradas en un título que lejos de mostrar cualquier tipo de intención artística muestra sus cartas desde el primer momento. Un producto bien empaquetado que no cautivará a los fans de las historias románticas, pero que al menos entretiene y tal como van las cosas con la cultura en nuestro país parece que es lo único que nos interesa, evadirnos.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *