Ernest y Celestine

Ernest y Celestine: Maravilloso cuento infantil

La animación francesa se ha desarrollado considerablemente en los últimos años, ofreciéndonos maravillas como Persépolis, Bienvenidos a Belleville, El Ilusionista y, ahora, Ernest & Célestine. Esta pequeña fábula infantil narra las aventuras de un oso y una ratoncita, ambos apartados y marginados por sus iguales, que acaban desarrollando una bonita y profunda amistad. Tal hecho es completamente inaceptable e inadmisible para ambas sociedades que se detestan sin límites. El orden está claro: los osos deben vivir en la ciudad y los ratones en el subsuelo, y nada ni nadie debe alterar esa resolución establecida. Los dos protagonistas deberán huir y esconderse para mantener algo tan sencillo y simple como su afecto mutuo. Poco a poco van descubriendo que tienen en común más cosas de las que pensaban, Célestine es una pintora fantástica y Ernest sabe sonar magníficamente cualquier instrumento. Ambos rechazan el destino que se les ha impuesto, el de convertirse en dentista y notario mutuamente, y lucharán por llegar a conseguir sus sueños.

 

Dirigida por Benjamin Renner, Stéphane Aubier y Vincent Patar, la historia es adaptada por Daniel Pennac de unos libros infantiles del mismo nombre creados e ilustrados por el belga Gabrielle Vincent. Esta excelente película de animación ya ha cosechado cientos de premios y una mención especial en la pasada edición del Festival de Cannes, con lo que se ha ganado el beneplácito de crítica y público. La animación es tan preciosista y delicada que nos cautiva en cada imagen; compuesta de algo tan simple como dibujos con acuarelas, pareciendo casi artesanales, surgen unas ilustraciones bellísimas con un trazo enormemente cuidado. En una época donde la animación digital y el 3D cobran cada día más fuerza y poder se agradece enormemente estos pequeños regalos en forma de animación tradicional, que nos evocan los grandes cuentos infantiles de nuestra niñez. Su tono, inocente e infantil, es el conveniente, consiguiendo que la escasa duración del metraje se pase ágilmente y sin tan siquiera percatarte.

 

Ernest y Celestine

 

La belleza y la pureza del film  hacen que no esté enfocada únicamente al público infantil, sino que los adultos nos podremos deleitar igualmente con las andanzas de los ingenuos y enternecedores protagonistas. Los valores que defiende son tan necesarios como ineludibles en una sociedad cada vez más deshumanizada. La tolerancia y la igualdad a aquellos que son diferentes es una lección básica que deberían aprender todos los niños. Ese miedo a lo desconocido que nos hace crearnos prejuicios y recelos injustificados sigue estando presente en todas las comunidades. Esas sociedades clasistas son claramente ejemplificadas aquí, se nos muestra esa división tan acentuada entre aquellos que viven por encima y aquellos que están obligados a vivir por debajo, y que bajo ningún concepto deben mezclarse. La imposibilidad de juntar esos dos mundos, hasta el momento concebidos por separado, se desmoronará cuando Ernest y Célestine demuestren que por encima de las apariencias todos escondemos los mismos miedos e inquietudes.

 

Su incomprensión y marginación les unirá inseparablemente y juntos se protegerán y apoyarán contra el pueblo opresor. También se fomentaran recíprocamente sus grandes dotes artísticas como la pintura o la música, resaltando la importancia de perseguir nuestros verdaderos sueños por encima de las normas y exigencias colecticas. Pero la gran moraleja que se desprende es la importancia de no dejarnos llevar por los prejuicios y ser capaces de aceptar al otro por lo que realmente es, por ello su visionado se torna esencial. Es un canto a las emociones y sentimientos más primarios que deberían componer cada una de nuestras actuaciones. Película sincera y natural que con muy poco es capaz de transmitirnos mucho. Es una joya de la animación, bella y original con mensajes enfocados a cualquier público sin importar la edad. Es una maravilla visual con una banda sonora bellísima y delicada que encandilará a toda la familia. Un plan maravilloso para disfrutar de estas fiestas y que recuerda a los más pequeños lecciones esenciales de vida.

 

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *