Gianni y sus Mujeres

Gianni y sus Mujeres: ¿Comedia?

Gianni (Gianni Di Gregorio) es todo un caballero, es un hombre muy amable, de trato agradable y siempre dispuesto a hacer un favor a alguien. Es un personaje tierno y simpático que trata de disimular la triste realidad de una vida monótona e insulsa. Y es que Gianni es un hombre de avanzada edad y prejubilado, que casi de golpe cae en la cuenta de que en su día a día ya no hay grandes metas ni objetivos, que se está quedando atrás y que lenta pero inexorablemente se va pareciendo cada vez más a esos típicos ancianos de vidas paralelas que van por la calle sin rumbo. A esto se le suma que las mujeres ya no le miran del mismo modo y a pesar de sus intentos de obtener tan solo, algo de cariño y atención, su tren ha pasado y las mujeres de su círculo le manejan y abusan del buen corazón que posee. En definitiva, es un hombre que no tiene nada que ofrecerle a la vida y al que la vida ya no tiene nada que ofrecerle.

 

Este personaje es el ingrediente fundamental y estrella de Gianni y sus mujeres. Un sujeto agradable y fácil de digerir, que conecta con el público, pero que podría dar mucho más juego si no fuese porque a la película le falta una historia. Y es que si ya es vital para una película un gran personaje, también lo es que ese personaje tenga una historia que contar más allá de las escenas cotidianas del día a día, como ir a visitar a su madre, pasear al perro o ir a hacer la compra. Por lo tanto estamos ante un gran personaje, capaz de gustar al espectador y con el que se disfruta y confraterniza a lo largo de todo el film, tratando de desgranar los misterios y emociones que atraviesan su mente ante distintas situaciones, pero que sería mejor como película si tuviese una finalidad, si contase una historia con introducción nudo y desenlace, mejor que seguir el mismo ritmo e intensidad, así como no variar el tipo de acontecimientos en los que se sumerge.

 

Gianni y sus Mujeres

 

El siguiente problema que se le podría encontrar a la película, es que siendo comedia, se acerca más al drama, habla más de las preocupaciones de Gianni y hace mayor hincapié en lo que falta en su vida para ser feliz que en crear situaciones realmente cómicas, ni es capaz de arrancar una auténtica carcajada al público. Ello no quiere decir que no sea una película entretenida o incluso divertida, pero no alcanza sacarle al espectador más que una sonrisa o mueca. Por tanto, a pesar de ser una película buena que cuenta una realidad sobre la que merece la pena reflexionar, no alcanza la categoría de comedia.

 

Sin embargo, como puntos a favor de esta película, tenemos un buen elenco de actores que crean unos personajes que desprenden mucha calidez, así como resultan muy gratos en sus conversaciones y situaciones cotidianas, empezando por Gianni y siguiendo por su madre (Valeria Di Franciscis Bendoni), su hija (Teresa Di Gregorio), su esposa (Elisabetta Piccolomini), su vecina (Alyn Prandi), o el novio de su hija (Michelangelo Ciminale).

 

Gianni y sus Mujeres

 

También es una película que tiene de positivo la bellísima fotografía a que da pie rodar en las calles de la magnífica Roma, combinada con una bonita banda sonora de manos de Ratchev & Carratello, que a pesar de su sencillez y homogeneidad, al mezclarse con la película obtiene una mezcla muy divertida y dinámica.

 

En conclusión, Gianni y sus mujeres es una buena película, realizada con un reparto más que respetable, pero que va dirigida más a un público que tras salir del cine le guste reflexionar sobre el reflejo de lo que acaban de ver en su propia vida, que a aquellos que acudan buscando una buena comedia.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *