Violette: Esa gran desconocida

Violette

Violette

Título Original: Violette

Director: Martin Provost

Guión: Martin Provost, René de Ceccatty, Marc Abdelnour

Reparto: Emmanuelle Devos, Sandrine Kiberlain, Catherine Hiegel

Francia / 2013 / 139′

Productora: TS Productions / France 3 Cinéma / Climax Films

Martin Provost bien podría denominarse el director de mujeres. Sus protagonistas siempre son féminas de fuerte personalidad, y por segunda vez, homenajea a otra luminaria francesa. Ya en 2008 rememoró la biografía de la pintora Séraphine Louis…

Martin Provost bien podría denominarse el director de mujeres. Sus protagonistas siempre son féminas de fuerte personalidad, y por segunda vez, homenajea a otra luminaria francesa. Ya en 2008 rememoró la biografía de la pintora Séraphine Louis con un largometraje rebosante de afectividad. Ahora es el turno de acercar a otra artista fuera de las corrientes mainstream, la escritora Violette Leduc, una personalidad avanzada a su tiempo, cuyos textos emocionaron a Simone de Beauvoir, maravillada por la sinceridad que emanaba las páginas de esa profesional de los chanchullos, hija de una madre soltera, condición que afectó a su carácter de por vida y plasmó en su libro La bastarda.

Violette

El cineasta hace el retrato con cautela, tanto en lo visible como lo oculto. Porque su vida estuvo siempre envuelta en penurias, pero él la dibuja como una heroína que supera etapas, o mejor dicho, personas. Provost divide su filme en capítulos nombrados como las personas cercanas a la artista en este tramo de su vida (desde finales de los cuarenta hasta los sesenta). Desde Berthe, su irregular madre, Simone, su protectora, Hermine, su ex amante, o sus amigos Jean Genet o Jacques Guerin. La dibuja subrayando la dureza interior pero dependiente de los demás: siempre detrás de Beauvoir y de otros coetáneos suyos. Así, entre conversaciones en cafés, Simone y Violette hablan de sus proyectos. La filósofa no sabe si llamar al suyo El Segundo sexo, mientras que Leduc se introduce en el sector de las letras; la literatura tenía que promulgarse en la película, por ello se habla de Camus, de Proust, de la editorial Gallimard,…

La protagonista es un ejemplo de personaje excluido y en todos los sentidos. Desafió tabúes impuestos tales como el aborto, la homosexualidad, el erotismo explícito en sus historias, etc. El director expone la cohesión de la novelista polémica y la mujer frustrada. Su Violette guarda ciertas similitudes con el retrato de Séraphine, sabiendo manifestar los puntos más atractivos de estos dos diamantes en bruto a la sombra.

Las dos principales actrices perfeccionan un contraste maravilloso de las dos personalidades, que se admiraron mutuamente en la realidad. La inestabilidad y la rabia súbita de Violette frente a la pasmosa calma de Simone, tan diferentes pero con los mismos ideales. Sandrine Kiberlain (Nueve meses de condena) crea un retrato del icono literario magnífico: estoica, parca en palabras, muy decidida y siempre con sus ideales al frente. Y Emmanuelle Devos (El hijo del otro) hace una interpretación poderosa. Refleja el complejo carácter de esta mujer con sus luces y sus sombras, con su talento y sus inseguridades; una personalidad tocada por su fealdad, por nacer ilegítima, por sus ideales adelantados, y por sus amores turbadores no correspondidos -como la propia Beauvoir o Maurice Sachs-.

El tempo anda tranquilo en el metraje. Va sosegado para observar tal apasionante personalidad y la de sus allegados. Toda la fotografía recoge la plasmación de una época crucial culturalmente hablando, con potentes figuras que con gusto se aprecian en pantalla. La cinta conmueve sin quererlo, y se respira descaro frente al hermetismo que normalmente se percibe en el género biográfico. Y tras verla, las ganas de leer algún ejemplar de la bibliografía de Leduc son inevitables.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *