Hero Moon Redemption

Hero Moon Redemption. Con un superhéroe idiota ocurre lo mismo que con un reloj roto: Dos veces al día funciona correctamente

Hero Moon Redemption es una excusa. Una excusa para huir de fórmulas, tanto temáticas como formales. Huir de la duración que imponen los festivales. De tirar la casa por la ventana y dejar que la locura se imponga.

 

Hero Moon es una gran parida. Pero una parida tomada en serio.

 

 

En este mediometraje (sí, mediometraje, un formato no muy habitual ¡pero chicos, existe!) quería huir de toda esa «escuela» que se ha creado entorno a los cortometrajes. A mí me gusta llamarla la escuela Notodofilmfest (concurso de cortometrajes financiado por una marca de whisky).

 

Quería huir de todos aquellos que te aconsejaban de temas «ideales» para cortometrajes con el fin de ganar concursos, duraciones estándares con el mismo fin (parece que no existe vida mas allá de los tres minutos de duración), de esa obsesión por la técnica por encima del contenido. Hoy por hoy parece ser que un cortometraje no es respetable sino se graba en HD y con una cámara Canon. Incluso, existe una obsesión prematura por ganar dinero y rentabilizar (repito: prematuramente) los cortos.

 

Quería huir de esa banalización sistemática de los temas serios (infidelidades, malos tratos, paro, etc) que ni el propio creador ni siquiera cree, pero que para él es una herramienta muy útil para conseguir notoriedad y epatar a la audiencia. Contenidos sin ningún tipo de verdad, primando la forma por encima de contenido. Y la búsqueda desesperada del éxito.

 

Hero Moon Redemption

 

Yo juego en ligas menores, sin embargo, por los círculos que me muevo, desgraciadamente ya conozco a mucha gente así. Ocurre algo muy curioso con esta gente. Hacen sus cortos, son los dueños de su arte, sin embargo actúan como si fueran financiados por la Paramount, con sus restricciones, con posibles censuras. Cercenando su originalidad, su autenticidad en pro de un estándar, en pro de gustos ajenos a los suyos. Como dijo Santiago Segura en una entrevista: «Si quieres hacer gracia, empieza por ti mismo. Que te haga gracia a ti». Esto se aplica a todos los géneros.

 

Hoy por hoy, muchas veces no vemos cortometrajes, vemos cartas de presentación.

 

Creo que a la gente que le gusta contar historias debe tener ilusión, ganas de trabajar y, sobre todo, buscar un punto de vista personal. Algo que sólo se puede tener viviendo. El punto de vista es la conjunción con lo que has vivido, estás viviendo, tu personalidad y tu carácter. Puedes aprender viendo a Scorcese, Spielberg, Coppola… incluso compartir su visión. Pero intentar ser ellos… ¿Para que? Ellos ya están ahí.

 

Simplemente, no puedes ser ellos. Debes ser tú.

 

Hero Moon Redemption

 

Por último hay que decir, y en honor a la verdad, que todos aquellos que me «aconsejaron» previamente en cuanto a la locura de este mediometraje, tenían toda la maldita razón.

 

Hero Moon no ha ganado ningún concurso, se le ha reprochado su duración; muchos festivales se han negado a proyectarlo (¿por qué poner un mediometraje si se pueden proyectar en su lugar tres cortometrajes aunque sean peores?), se ha reprochado también su falta de HD de ultima generación y de su alarmante «amateurismo».

 

Muy tuyo. Debes hacer cosas que le gusten a la gente, frase que se ha repetido tras proyectar este mediometraje. Y yo he respondido: Sí, pero ¿cuantas veces se ha visto a un Superhéroe Canario huyendo a toda pastilla por Gran Via? ¿Cuántas veces?

 

Supongo que al final de todo, sólo soy un romántico jugando a hacer pelis.

 

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados