Un viaje a lo largo del ‘Planeta de los Simios’

En una época en la que los remakes y las secuelas están a la orden del día, 20th Century Fox tenía todo un tesoro entre sus títulos, El Planeta de los Simios, y tres décadas después se han decidido a rejuvenecer el clásico y acercarlo a las nuevas generaciones -si no tenemos en cuenta la versión de Tim Burton de 2001- a través de una precuela.

 

El Origen del Planeta de los Simios (Rise of the Planet of the Apes) pretende explicar los hechos que desencadenaron en la caída de la civilización humana en favor del dominio de los simios. Basándose en La Rebelión del Planeta de los Simios (1972), Fox ha decidido contar con el británico Rupert Wyatt para dirigir el film y con James Franco para protagonizarla.

 

 

Sin embargo, esta nueva adaptación tiene bastantes cambios respecto a la original y su punto de partida es distinto, con lo que su inclusión en la línea cronológica de la saga provoca que algunos de los hechos «históricos» no tengan validez y hayan de ser revisados.

 

Tomando como excusa el estreno de ésta El Origen del Planeta de los Simios hacemos este recorrido a lo largo de la saga iniciada en 1968 con Charlton Heston y que siempre se ha caracterizado por su marcado carácter antibelicista y su crítica a la discriminación racial.

 

El Planeta de los Simios (1968)


El mismo año en que Kubrick elevó a la ciencia ficción a cotas nunca vistas antes con 2001: Una odisea en el espacio, Franklin J. Schaffner junto a los guionistas Michael Wilson y Rod Serling llevaron a la gran pantalla una novela de Pierre Boulle, El Planeta de los Simios.

 

En el film, tres astronautas aterrizan con vida en una tierra extraña 2000 años en el futuro en la que los humanos no son más que bestias salvajes y los simios son la especie dominante. Taylor (Charlton Heston) junto a una oriunda del lugar, Nova (Linda Harrison), y ayudado por dos chimpancés (Zira y Aurelio) se enfrenta a los simios por salvar la vida y descubrir la verdad.

 

Retratando una sociedad dividida por castas según la especie: orangutanes (políticos), gorilas (militares) y chimpancés (ciéntificos), la película nos presenta un futuro distópico en el que -con mucho pesimismo e ironía- se tratan temas como el racismo, los derechos civil y el temor a una guerra nuclear; pues no olvidemos que el film se llevó adelante en plena Guerra Fría y en unos EEUU conmovidos por la lucha contra la discriminación racial llevada a cabo por figuras como Martin Luther King (quien murió un día después del estreno de la película, el 4 de abril).

 

El Planeta de los Simios guarda algunas diferencias respecto la novela original, empezando por el lugar donde transcurre la historia (Pierre Boulle la situaba en otro planeta) o el final (más cercano a la versión de Burton). Pero lo que más separa a la cinta del libro es el mundo de los simios. Limitados por el presupuesto, los responsables del film desecharon la idea de situar la tecnología»simia» a un nivel equiparable a la existente en los años 50 por retratar una sociedad más primitiva.

 

 

Regreso al Planeta de los Simios (1970)


Es la inmediata secuela de El Planeta de los Simios y nos presenta al astronauta John Brent (James Franciscus), que siguiendo el mismo trayecto que realizó Taylor en la primera entrega, llega a las hostiles tierras para rescatar a su compañero y se tiene que enfrentar no solo a los simios, sino también a una raza de humanos mutantes.

 

En esta película repitieron casi todos los protagonistas de la anterior, incluso Charlton Heston, que en un primer momento rehusó su participación y a última hora aceptó unirse con los consiguientes cambios de guión que ello suponía. Quien no participó en la secuela fue Roddy McDowall (Aurelio), que fue sustituido por David Watson, aunque sí que tomó parte del resto de entregas de la saga.

 

Regreso al Planeta de los Simios siguió tratando los mismos temas que mostraba su predecesora, pero su mensaje era aún más desolador y no dejaba opción alguna a la esperanza.

 

 

Huída del Planeta de los Simios (1971)


En esta tercera entrega, Zira (Kim Hunter) y Aurelio rescatan la nave de Taylor y logran huir antes del fatal desenlace de Regreso al Planeta de los Simios. En su huída acaban por viajar 2000 años en el pasado y aparecen en una Tierra dominada por los hombres.

 

De esta forma se repite la historia de la primera parte pero a la inversa, los simios viajan a través del tiempo hacia un mundo en el que los primitivos humanos son la especie que domina el mundo y los simios carecen de inteligencia alguna. El mensaje crítico de las anteriores entregas aquí se diluye y empieza a dar paso a la amenaza reaccionaria de los oprimidos y el miedo a no poder evitar un futuro catastrófico para la especie humana.

 

Huída del Planeta de los Simios es la tercera película en orden de aparición, pero la primera en orden cronológico, pues Zira y Aurelio esperan un hijo, que será quien lleve a los simios a la rebelión contra los humanos en un futuro cercano.

 

 

La Rebelión de los Simios (1972)


Ese futuro cercano se retrata en esta cinta, ambientada en 1991. En esta sociedad totalitaria los perros y gatos del mundo han desaparecido y para sustituir a sus animales de compañía los humanos decidieron domesticar a los simios para luego -con el paso de los años y debido a su elevada capacidad de aprendizaje- convertirlos en sus esclavos.

 

Esta es la película sobre la que se basa Rise of the Planet of the Apes y es en la que vemos como César (interpretado por Roddy McDowall) toma conciencia de la situación en que vive su especie y la lleva a la revolución.

 

El tema fundamental de esta cuarta parte es el de la esclavitud y los peligros que acarrea el poder y la venganza, pues César, que en un principio se erige en libertador de su especie, termina por convertirse en el instigador de una revolución que concluirá con la esclavización de la raza humana.

 

 

Batalla por el Planeta de los Simios (1973)


Al poco de salir a la luz la quinta y última entrega, el productor de la saga Arthur P. Jacobs falleció de un ataque al corazón. En ésta, nos situamos algunos años después del final de La Rebelión de los Simios, con un mundo que ha sufrido una guerra nuclear y un grupo de simios, liderados por César, conviven con algunos humanos en una suerte de camping.

 

Aquí las incoherencias con respecto a las anteriores películas -y consigo misma- son enormes y queda la duda de si la película sigue la línea temporal que desencadena los hechos de El Planeta de los Simios o si se trata de una realidad alternativa.

 

El tono también cambia. A diferencia de las cuatro películas anteriores en las que el pesimismo respecto a los humanos era la nota dominante, en Batalla por el Planeta de los Simios se aboga por una coexistencia pacífica entre ambas especies.

 

 

Vida más allá de las salas


Con el fin de la saga el interés por el universo del Planeta de los Simios no decayó. Tanto es así que al año de estrenarse Batalla por el Planeta de los Simios la CBS estrenó una serie de televisión (de 14 episodios) y en 1975 apareció otra de animación en la NBC, Retorno al Planeta de los Simios, que abarcó 13 capítulos.

 

Pero la repercusión de la película de Franklin J. Schaffner fue mucho más allá y a lo largo de los años han sido muchos los homenajes que se le han hecho. Uno de los más conocidos es quizás el que hicieron Los Simpsons con una versión musical del film.

 

 

El remake de Tim Burton


Antes del estreno de Rise of the Planet of the Apes, Fox ya intentó rescatar la saga y modernizarla. Así, en 2001 y con Mark Wahlberg haciendo las veces de Charlton Heston.

 

En esta ocasión la historia sí transcurría en un planeta distinto a la Tierra (como en la novela original), los humanos no eran bestias irracionales, sino esclavos que hablan y son inteligentes, y el final también tenía la pretensión de causar un «shock» en el espectador (éste, a diferencia del original, sí se asemejaba al del libro).

 

La película no fue el éxito que todos esperaban y se desechó la idea de seguir con la historia.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados