Una serie «casi humana»

¿Qué pasaría si los seres sobrenaturales quisieran -a pesar de su condición- vivir como los humanos? Esto es lo que nos propone Casi humanos, serie en la que un hombre lobo, un vampiro y un fantasma comparten un piso en Boston y se esfuerzan en tener unas vidas «normales» haciendo frente a sus impulsos naturales.

 

 

 

Esta serie, cuya primera temporada dura 13 episodios, se basa en un éxito de la BBC, Being human, cuyo planteamiento es el mismo y ya lleva emitidas tres temporadas, pero a diferencia del remake americano, la extensión de cada una de ellas es de solamente seis capítulos.

 

Dejando de lado las diferencias formales, lo que más separa a ambas versiones es el «humor porque son dos culturas distintas y cada versión se centra en un aspecto diferente de la historia que se cuenta en cada capítulo«, según apunta Sam Witwer (Aidan, el vampiro) quien ve que al tener este remake una extensión mayor «se centra en otro tipo de preguntas«.

 

Ahondando en el tema con Sam, éste admite que al tratarse de culturas distintas «hay muchas partes de la historia que no entienden los espectadores norteamericanos» pero que al tener 13 capítulos pueden «desarrollar más la historia«. Sin embargo aclara que fueron los propios creadores de la serie original los que «ofrecieron la serie, los que buscaron el mercado americano«. Y tal era el interés que tenían que «acudieron al rodaje, estuvieron siempre ahí, dando consejos para que no se repitieran algunos de los errores«.

 

¿Y por qué no? La existencia de la versión americana también ha favorecido a la original. El ejemplo claro lo pone el propio Sam Witwer«Estaba el otro día en un restaurante y se acercó un fan para decirme que le gustaba mucho la serie y resulta que esa persona era Alice Cooper, y me dijo que había visto la serie británica tras ver la americana«.

 

Hasta ellos son fans de la serie original: «Antes de rodar habíamos visto parte de la primera temporada y decidimos dejarlo porque no queríamos que nos influyera. Ahora que hemos finalizado toda la primera temporada y hemos visto la primera y la segunda temporada soy superfan. Me gustan mucho los actores, los guiones, me gusta que sean totalmente diferentes, son dos mundos diferentes«, afirma Witwer.

 

Unos personajes muy interesantes

 

Los tres protagonistas se muestran encantados con la historia y los personajes, así que cuando les llegó el proyecto no tuvieron ninguna duda. Meaghan Rath (Sally, la fantasma) recibió el proyecto a través de su agente y se enamoró «tanto de la serie como del personaje, de la lucha interna y sabía que quería participar en ello; no suele pasar esto, sentir tan fuerte que quieres participar en algo«.

 

Sam Huntington (Josh, el hombre lobo), por su parte, nunca había visto un hombre lobo como el que interpreta: «Es un hombre real, que se odia por todo lo que es, y eso me parece un punto de vista muy interesante, representa todo lo bueno de la serie«.

 

Lo que tampoco puede faltar es el humor y Sam Huntington bromea al respecto de lo que le gusta de la serie: «También me molo mucho salir desnudo en la serie, muy desnudo«.

 

Una serie muy humana

 

A diferencia de otras producciones sobre vampiros y licántropos -ya sea en cine o en TV- lo interesante de Casi humanos es que huyen del lado monstruoso de sus personajes. Sam Witwer habla al respecto: «Somos pioneros en todo esto porque son un vampiro, un licántropo y un fantasma, los personajes son igualmente interesantes, lo importante son los personajes, el drama, como lucha contra sus problemas«.

 

En el mismo sentido se expresa Huntington, el lobo de la historia: «No es sólo una serie de género, de fantasía, sino que es muy humana y se centra en los personajes«.

 

Y la pregunta que se hacen muchos es… ¿quién es más tierno, el vampiro o el licántropo? Meaghan intenta responder a la pregunta aguantando la risa: «Desde el personaje de Sally, confío en ambos, pero quizá Aidan tiene más sabiduría, es el que más sabe del mundo sobrenatrural; a Josh le busco para saber más sobre lo que le pasa a Sally, lo veo más como un colega, como un amigo que está sufriendo una mutación, porque el también es nuevo. Y en cuanto a quien es más tierno, pues Josh porque es más peludito«.

 

 

Fotos: DANIEL LOBATO
Vídeo: ALFREDO MANTECA (Videodromo)

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *