Two Point Campus

Two Point Campus: Locura en la universidad

Los juegos de gestión siempre me han llamado la atención, pero lo cierto es que al final siempre termino arruinando todo lo que hago en ellos. Por eso no me atreví a probar Two Point Hospital, el juego anterior de la gente de Two Point; porque sabía que me iba a motivar e iba a terminar arruinando todos los hospitales que tuviera a mi cargo. Pero lo cierto es que hacer un campus universitario me llamaba mucho la atención, por aquello de revivir de alguna manera algunos de los mejores años que he tenido en la vida. Two Point Campus no inventa nada que no hiciera ya Two Point Hospital, pues viendo el éxito que tuvo aquella entrega era normal que la gente de Two Point siguiera el mismo camino. El resultado es un juego divertido, que supondrá un pequeño reto para no arruinar los diferentes campus que tendremos que gestionar. Eso sí, jugadlo en un ordenador, porque la experiencia en una PS5 (donde lo hemos jugado) es algo caótica y no siempre fácil de manejar.

 

Two Point Campus

Lo mejor que puede hacer un simulador de gestión es poner al jugador algunos retos en su modo “historia”, porque lo que a todos nos gusta es coger el modo libre y darle caña sin parar. Pero la gente de Two Point se reserva ese derecho para más adelante. Cuando hayamos terminado unos cuantos campus nos dejarán entrar en el modo Sandbox, donde podremos hacer lo que queramos con nuestro campus, sin ningún tipo de objetivo más allá de divertirnos. En Two Point han conseguido que su modo “historia” tenga chicha y sea algo muy divertido, pues nos ponen retos que tendremos que ir cumpliendo para conseguir dinero, felicidad en los estudiantes y hacer que el campus crezca como la espuma. Estos objetivos van cambiando en los diferentes años lectivos, por lo que la variedad está servida. Pero también habrá objetivos con los estudiantes y los trabajadores, quienes querrán que hagamos cosas por ellos y con lo que ganaremos dinero y felicidad. Todo esto hace que Two Point Campus siempre nos tenga haciendo cosas y no parar de crear.

 

Two Point Campus

Cada campus es diferente de los demás. Empezamos con el campus de química y seguiremos por uno de cocina, robótica, etc… así que es imposible aburrirse creando cosas. Pero ojo, no vayas de derrochador porque las facturas no se pagan solas y al final podremos llevar a la ruina a nuestro campus. Quizás el único problema que le encuentro es que realmente muchas veces no te dice qué es lo que está pasando por la cabeza de los estudiantes o qué necesitan, las estancias son muy pequeñas y si te pasas de grande termina perjudicando. Tampoco se sabe muy bien cómo conseguir ciertas cosas para hacer avanzar el campus. Vas consiguiendo estrellas sin saber muy bien porque y que es lo que estás haciendo para conseguirlo. Son estas pequeñas cosas que hacen que quizás la experiencia no sea igual de buena. Eso y jugar a Two Point Campus es consola. Cuando consigues manejar los controles no hay problemas, pero al principio, a la hora de crear salas y colocar cosas, es un poco complicado hacerlo con los joystick y los gatillos del mando. Era algo que podría esperar, pero es algo que hay que tener en cuenta a la hora de jugar Two Point Campus es consola.

 

Two Point Campus

Aun así, la experiencia es increíble. Es un juego que consigue hacer que las horas pasen volando, que quieras seguir construyendo y llevar la universidad lo más lejos posible. Two Point Campus es un juego que hará las delicias de todos los fans de la gestión, de los que disfrutaron con Two Point Hospital y los que quieran gestionar su propia universidad. Es un juego a tener en cuenta, pues garantiza horas y horas de diversión.

 

Analizada la versión de PS5.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados