La madre

La madre: Más cine social

La coproducción española-rumana, dirigida por Alberto Morais, cuenta la historia de Miguel, un adolescente que tras tener problemas con la justicia se refugia en un pueblo con el ex-amante rumano de su madre. Como se puede deducir leyendo el argumento, nos encontramos ante un drama social, una película que pretende desenmascarar una realidad de la que muchas veces queremos escondernos y el director lo consigue, a medias, pero lo consigue.

 

Laia Marull

 

Rodada, en su mayor totalidad, en cámara en mano, con un color y una iluminación muy naturalista (que dan al conjunto un realismo voraz), además de un uso del sonido minucioso y preciso; con todo esto, y un aprovechamiento ejemplar del 2:39 el director consigue una cercanía extrema con el espectador, al trasmitir esa sensación de vouyerismo, de alguien que se cuela a filmar la vida de esas miserables personas, pero a la vez siempre es consciente uno de que está viendo cine.

 

El, joven, actor Javier Mendo ofrece una interpretación delicada y contenida, es consciente de todo lo que siente su personaje: su frustración, su pasado y las consecuencias que puede tener cualquiera de sus actos y lo plasma así desde el principio de la película y, digamos, que como su personaje es circular, sabe en que punto va a estar cuando la película acabe y, al ser así, hace que todo fluya con mucha naturalidad. Laia Marull sobresale en el papel de la madre, al igual que su hijo, también sabe estar contenida, algo importante porque al ser personajes tan frágiles y oscuros se puede caer en la histeria en cualquier momento y el director sabe manejar muy bien la situación para que esto no pase. 

 

Pese a esto, la película tiene un importante problema de guión y es que, toda la historia se desinfla la media hora final de la película y lo que al principio resultaba atractivo, incluso intrigante, termina siendo aburrido, torpe y no llega a crear un clímax, ya que el director se pierde en la crítica social y parece que solo ha hecho la película para reflejar una triste realidad (algo que se agradece), pero es importante saber mantener tono e intenciones.

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>