Sabueso #1: Psicología de puños de acero

Sabueso
Aleta sigue con paso firme en su apuesta por productos de la americana Dark Horse.

SabuesoAleta sigue con paso firme en su apuesta por productos de la americana Dark Horse para ofrecer una digna alternativa a los universos superheroicos de Marvel y DC. En esta ocasión deja a un lado las licencias (caso de Depredador) para presentarnos a un personaje que curiosamente nació en la casa de Batman y Superman, pero que salió de la editorial en busca de pastos más verdes. Y vaya si los ha encontrado.

 

Guionizado por Dan Jolley y con dibujos de Leonard Kirk (además de Eddy Barrows en el capítulo ocho), el cómic nos presenta a Travis Clevenger y Saffron Bell, una peculiar pareja dedicada a resolver crímenes perpetrados por superhumanos. Ella es una agente federal y él un expolicía reconvertido en asesor dadas sus dotes investigativas para resolver este tipo de casos, La dinámica que se establece entre ellos, así como la de las historias que protagonizan sigue el esquema clásico de esas teleseries que tantas horas de entretenimiento nos han dado: Expediente X, El Mentalista, Castle, Elementary… adoptando sus principales virtudes y defectos, y es que mientras que las tramas policiales no no terminan de entusiasmar, es en las tramas personales donde más destaca el guion de Jolley.

 

El autor aboga por un enfoque de investigación, de resolución de diferentes casos en cada uno de los arcos argumentales, con un estilo que deja los superpoderes en un segundo plano. El que los malos puedan hacer cosas increíbles no es sino la excusa para juntar a los dos protagonistas y justificar su, en otras circunstancias, improbable asociación. Jolley no le da más importancia al componente sobrenatural que el que le exigen las distintas situaciones en las que se ven sus personajes. No hay una intención de explorar ese mundo. Una decisión valiente y que proporciona a Sabueso la oportunidad de recorrer otros territorios al que el cómic de superhéroes no puede acercarse libremente.

 

Es una pena que no termine de explotar esa vía y se limite a ofrecer unas tramas episódicas sin demasiada trascendencia. Pero bueno, el buen hacer con su pareja protagonista y la exploración acerca de sus pasados y sus formas de ser, le confiere un estimable atractivo a la obra que nos invita a seguir leyendo para conocer más sobre ellos. Tanto Chevenger como Bell nos unos personajes con pasados convulsos que se nos van descubriendo poco a poco, de forma que la primera impresión que nos puede proporcionar sus actos queda supeditada al camino que han llevado hasta llegar al punto actual. El guionista ofrece un interesante abanico de matices con el que define a sus principales actores.

 

En cuanto a la propuesta gráfica, Leonard Kirk sabe potenciar los puntos fuertes del guion, explotando los momentos más espectaculares y cuidando las escenas íntimas, logrando un estupendo equilibrio.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *