Amanecer - Parte 1

Amanecer parte 1: Un rayo de luz para la saga

Después de cuatro películas (contando esta), es una tontería andarse con rodeos. Todos sabemos lo que nos podemos esperar de esta primera parte de Amanecer, lo bueno y lo malo. Así que hacer sangre de la saga y de esta entrega no es de rigor. Y no lo es por dos motivos: el primero es porque Crepúsculo es un fenómeno que trasciende más allá de las películas y muchos críticos no terminan de comprender esto. Mejores o peores, estas películas han logrado el más difícil todavía en los tiempos de las descargas ilegales, llenar las salas. Este es un valor que hay que apreciar como es debido. Y el otro, porque estamos ante la mejor parte de la franquicia.

 

Amanecer

 

La historia es harta conocida gracias a los trailers «spoileros» y una promoción eterna en la que el equipo no ha dejado de soltar perlas sobre el argumento. Por ello tampoco es preciso detenerse demasiado en él. Una boda, un embarazo y un parto. Si el último libro se ha podido dividir en dos, esta primera película podría dividirse en otras dos partes bien diferenciadas: la boda y el embarazo.

 

La boda resulta menos emotiva de lo que sería de esperar dada la importancia que tiene para los personajes y la historia y sirve para reunir al universo de la saga y apuntar algún conflicto futuro, pero poco más. El toque cómico también hace su aparición (no todo tiene porque ser tan dramático) en forma de discursos que a muchos les recordará a la reciente Bridemaids. Aún así, poca sustancia encontramos en esta fase del film.

 

El enlace no es más que un prólogo para lo que viene después. El embarazo de Bella y las consecuencias que este puede acarrear son el centro de la historia, lo que genera el conflicto una vez más, entre lobos y vampiros. La dinámica es la misma que en las anteriores películas. Sin embargo, hay aspectos que se han mejorado bastante.

 

Amanecer

 

El más importante es el referente a los personajes. Después de cuatro entregas por fin parece que el trío protagonista evoluciona. La angustia y el espíritu emo que les había acompañado hasta ahora (sobre todo a Kristen Stewart) se matiza un poco y vemos otro tipo de emociones en ellos. Dentro de la interminable tragedia shakesperiana en la que siempre han vivido surge un rayo de luz y el público no fan lo va a agradecer mucho.

 

Por otra parte, la acción pasa a un segundo plano y aún así la película resulta más entretenida que las anteriores, logra mantener el interés en todo momento y conocedora de sus limitaciones en efectos visuales, se ayuda de los movimientos de cámaras para no mostrar más que lo imprescindible. Además, propios y extraños se sorprenderán con la secuencia de la famosa cesárea, que logra mantener la tensión en todo momento.

 

Amanecer es lo que uno se espera, con sus frases lapidarias y sonrojantes, su defensa de la virtud hasta el matrimonio, sus efectos de mercadillo y todo lo que se le quiera tirar a la cara. Pero eso sí, a los fans les encantará y a quienes decidan concederle una oportunidad, les sorprenderá gratamente. Sin miedo a equivocarme, es la mejor entrega de la saga hasta el momento y, lo más importante, eleva el interés por descubrir el desenlace.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados