Blair Witch

Blair Witch: Reciclar, remakear y renovar

El terror es ese submundo dentro de lo que se conoce como cine de género que cada año explota miles de historias nuevas y recicla otro millar de ellas; a veces ésto sale bien (las dos entregas de Expediente Warren de James Wan no son más que un refrito de todo el cine de exorcismos habido y por haber) y otras, la gran mayoría, se fracasa en el intento (la última entrega de La Purga o la inacabable saga de Saw que va camino de tener ocho entregas).

 

blair-witch

 

A finales de los 90, los debutantes Daniel Myrick y Eduardo Sánchez reinventaban la técnica del metraje encontrado (al acompañarla de una fructífera campaña por internet) al estrenar El proyecto de la bruja de Blair, una obra que a modo de falso documental recopilaba las grabaciones de un grupo de jóvenes que se adentraban en un fantasmagórico bosque. Al igual que hizo Ruggero Deodato en los ochenta con su perturbadora Holocausto Caníbal (quién hizo creer al público que los ‘actores’ habían muerto rodando un documental) toda la campaña de El proyecto de la bruja de Blair simulaba que el metraje encontrado era real y que estos chavales habían desaparecido, lo que hacía que la historia fuese más intrigante y, por qué no decirlo, morbosa, lo que arrastró a millones de espectadores de todo el mundo a las salas.

 

Rescatando el concepto y parte del argumento, se estrena en 2016 Blair Witch, secuela directa y «oficial» de la película original. Una secuela que sigue la senda de los personajes que morían en la primera película, ya que la trama gira en torno al hermano de una de sus protagonistas que decide salir a buscar porque ve en un vídeo del metraje original su reflejo en un espejo y está convencidísimo de que sigue viva, lo que hace que cree una partida de búsqueda y se introduzca con una serie de amigos en este oscuro bosque.

 

blair-witch-wes-robinson-valorie-curry

 

A diferencia de la primera película, esta secuela es un montaje de las grabaciones de todos estos chavales, esto ya crea una distancia entre espectador y película que no encontrábamos en su original, cuyo concepto era mucho más meta ya que encontrábamos las grabaciones originales y una cámara que grababa como se estaban rodando estas filmaciones vírgenes; así el concepto era un montaje de grabaciones de una película intercaladas con «escenas del rodaje», de alguna manera teníamos una película sobre la creación de otra película que ya estábamos viendo: un concepto rompedor y complejo, además de una nueva visión, no solo del terror, si no del montaje y la propia idea del cine.

 

La secuela tiene el ritmo propio de una producción de 2016 y eso se agradece porque le cuesta poco llegar a momentos de clímax, pero tampoco resulta precipitado; esto se da gracias a un guion limitado, ya que sigue la misma estructura que el original y no tiene  sorpresas, pero eficaz puesto que tiene la facilidad de enganchar al espectador pese a que sabe lo que va a suceder. Por otra parte, el clímax final está muchísimo mejor llevado que en la película original y consigue explotar la famosa casa con un éxito impresionante, provocando auténticos escalofríos, previamente a esto encontramos una situación límite en el bosque, que nos prepara para el intenso tramo final.

 

Las interpretaciones, como es obvio, no son el punto fuerte y nos ofrece al típico grupo de chavales que no veremos nunca más en una película, pero para la ocasión (dar gritos y correr) funcionan bastante bien y aportan credibilidad a la historia. No hay mucho más de lo que hablar, pero la película sí que tiene un mérito muy grande: hace que conozcas y sepas quién es la bruja sin ser explicativo, con solo un par de frases entiendes todo lo que pasó en la primera película y lo que está pasando en esta.

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados