Cuando te encuentre

Cuando te encuentre: El género Nicholas Sparks

Desde que en 2004 el Diario de Noa se convirtiera en todo un éxito (en parte gracias al atractivo de sus protagonistas: Rachel MacAdams y el adorado por muchas Ryan Gosling) las novelas de Nicholas Sparks han ido trasladándose a la gran pantalla a un ritmo solo superado por las sagas de Harry Potter y Crepúsculo. Cuando te encuentre es la última de ellas… de momento.

 

Con seis adaptaciones previas: Querido John, La última canción (en la que incluso participó como guionista), Mensaje en una botella, Noches de tormenta, Un paseo para recordar y la ya mencionada El diario de Noa, es fácil percibir ciertos elementos comunes entre unas y otras. Tantos que hablar de ‘nicholas sparks’ como subgénero del drama romántico no suena nada descabellado.

 

Cuando te encuentre / Zac Efron and Taylor Schilling

 

Así, el género ‘nicholas sparks’ se caracteriza por el carácter predecible de una historia que tiende a situarse en el sur de EEUU, un discurso basado en la pureza del amor y un esquema reducido al básico concepto de chico conoce chica. Él suele guardar un secreto y a ella le cuesta amar. En su lucha contra las adversidades y obstáculos que ponen a prueba su amor (una muerte o una grave enfermedad nunca falla) no faltan los besos pasados por agua. Y por supuesto alguna frase lapidaria que podría desmayar a las féminas o arrancarles un ataque de risa. En Cuando te encuentre hay un ilustrativo ejemplo que más o menos viene a ser algo así: «Deberías ser besada: cada día, cada hora, cada minuto«.

 

Con estos antecedentes es imposible llevarse a engaños con lo que ofrece el film de Scott Hicks.

 

La película nos presenta a Zac Efron convertido en un marine que en plena misión en Irak encuentra en el pedregoso suelo la foto de una desconocida con la frase «mantente a salvo» escrita al dorso. Casualidades de la vida, el gesto de agacharse a por ella le salva la vida. A partir de entonces toma la preciada imagen como amuleto de la suerte y vuelve a casa con un objetivo claro: encontrar a la chica del retrato y darle las gracias. A partir de aquí, chico conoce chica… y ya conocemos el resto.

 

Cuando te encuentre / Zac Efron and Taylor Schilling

 

¡Pero qué demonios! Es lo que queremos ver, así que no es de recibo denostarla por ello. Pero esto no mitiga uno de los males (quizás el más grande) de la cinta: la falta de tensión. La película muestra básicamente el enamoramiento de los protagonistas, recreándose en planos (con una estupenda fotografía) y escenas que muestran como florece ese sentimiento.

 

Los conflictos se pueden resumir en dos: La incapacidad de Logan (Efron) para hablarle a Beth (Taylor Schilling) sobre la foto que encontró en la guerra y que le ha llevado hasta ella; y la aridez de esta hacia Efron y el cuerpo de marines en general.

 

Uno de los grandes reclamos de la película, Zac Efron, sorprende y sigue dando pasos para borrar cualquier rastro de su pasado en High School Musical. Lleva el peso de la trama y aunque a veces parece que camina demasiado rígido, resulta muy verosímil como veterano de Irak y galán que enamora a una extrañamente envejecida Taylor Schilling (cuenta solo con 28 años).

 

Almibarada, pero efectiva. Cuando te encuentre solo es apta para romanticones empedernidos y parejas enamoradas.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados