El amanecer del Planeta de los Simios: De monos y familias

El amanecer del Planeta de los Simios

El amanecer del Planeta de los Simios

Título Original: Dawn of the Planet of the Apes

Director: Matt Reeves

Guión: Mark Bomback, Rick Jaffa, Amanda Silver

Reparto: JGary Oldman, Keri Russell, Andy Serkis, Jason Clarke, Toby Kebbell, Kodi Smit-McPhee, Kirk Acevedo, Nick Thurston, Karin Konoval, Terry Notary, Judy Greer

EEUU / 2014 / 130′

Productora: Chernin Entertainment

Ya sin el temor a las comparaciones con la saga original, pero también sin disponer del factor sorpresa con el que contaba su predecesora, Matt Reeves se adentra de nuevo en el Planeta de los Simios con un relato que explora la faceta más íntima de la historia, centrándose mucho más que Rupert Wyatt en sus personajes y en construir un mundo que no deja de cambiar…

Ya sin el temor a las comparaciones con la saga original, pero también sin disponer del factor sorpresa con el que contaba su predecesora, Matt Reeves se adentra de nuevo en el Planeta de los Simios con un relato que explora la faceta más íntima de la historia, centrándose mucho más que Rupert Wyatt en sus personajes y en construir un mundo que no deja de cambiar a pasos agigantados.

Una decisión lógica, por otra parte, debido a que esta segunda entrega se sitúa diez años después de los acontecimientos que dieron origen al Planeta de los Simios, con una humanidad diezmada a causa de una pandemia global y con la comunidad de simios inteligentes liderada por César en contínuo crecimiento. La escasez de energía y recursos para los primeros y las tensiones internas sobre el rumbo que han de tomar los segundos son los desencadenantes del conflicto del film.

El amanecer del Planeta de los Simios

Pero más allá de las obligadas secuencias con el choque entre especie (dando lugar a un par de escenas realmente impresionantes, con plano secuencia incluido), el interés de la película radica en el desarrollo de las relaciones entre sus personajes y en comprobar cómo ha evolucionado César en este tiempo. Un terreno que no le es ajeno al director, como ya demostró en Monstruoso (2008), donde ponía el foco en el grupo de amigos que intentaban huir de la destrucción de Manhattan. Aquí se sirve del escenario post-apocalíptico para profundizar en el tema de la familia, uno de los puntos que ya se explorara en la anterior entrega y que ahora cobra mayor relevancia al tratarlo desde dos puntos de vista (el humano con Jason Clarke y el simiesco con Andy Serkis). César mantiene el espíritu estratega que lo llevó a liberar a los suyos y derrocar a los humanos en el Golden Gate de San Francisco, matizado (o condicionado) por su adquirido sentido de la responsabilidad como padre de familia y líder de su comunidad. El chimpancé se muestra mucho más calmado, aunque también más desconfiado ante una especie (la nuestra) que ha maltratado a los suyos durante demasiado tiempo. Las conspiraciones y los ataques al poder no son ajenos a esta joven sociedad simiesca, y César debe medir cada uno de sus movimientos para mantener su posición de liderazgo sin renunciar a sus principios. Y, al igual que la saga original, El amanecer del Planeta de los Simios no se olvida del compromiso cívico, subrayando muy claramente su mensaje antibelicista. A este respecto resultan también muy llamativas las semejanzas que encontramos entre ésta y La conquista del Planeta de los Simios (1973), la última parte de la franquicia primigenia en la que César (interpretado por Rody McDowall) debía hacer frente a las tensiones entre humanos y simios en busca de una coexistencia pacífica.

El amanecer del Planeta de los Simios

Y mientras que a nivel de personajes la película no termina de atinar del todo (nombres como Gary Oldman o Keri Russell tienen una incidencia más bien testimonial) dejando muy de lado a sus secundarios, el apartado técnico vuelve a ser sobresaliente, manteniendo el espléndido nivel de la anterior entrega. Weta (la principal compañía de efectos especiales de la película) sube la apuesta ya que gran parte de la acción transcurre en espacios abiertos. El grado de integración de los elementos digitales en los entornos naturales y con los actores reales está fuera del alcance de la mayoría. Visionar El amanecer del Planeta de los Simios en pantalla grande es toda una gozada.

Quizás el tono más íntimo de esta secuela impida que el espectador salga tan extasiado como en el film de 2011, pero Matt Reeves construye una dignísima continuación que vuelve a demostrar que hacer un blockbuster no tiene porque estar reñido con la calidad.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados