Take Shelter

Take Shelter: Profeta o Loco

Tras convencer a la crítica de prestigiosos certámenes como el de Cannes o el Festival Internacional de Gijón, llega a nuestras salas la segunda película de Jeff Nichols, tras su debut con Shotgun Stories en 2007. Take Shelter mezcla el drama familiar con el thriller psicológico pivotando en una interpretación de Michael Shannon para el recuerdo, como un angustiado padre de familia que no logra descubrir si sus sueños son premoniciones o si son la primera señal de algo que siempre ha temido.

 

Michael Shannon en Take Shelter

 

¿Locura o Realidad?:

 

Nichols nos presenta la historia desde la perspectiva de Curtis (Shannon) y ahí es donde reside la innovación y el gran acierto de la película. No sabemos cómo encaran el resto de personajes los sucesos más que por lo que percibe Curtis (exceptuando un par de momentos) y este hecho nos hace sentir su angustia, el terror que le provoca la posibilidad de estar perdiendo la razón y la vergüenza de compartir su secreto.

 

El director aprovecha, además, para hacer una perfecta disección del concepto de profeta: Poseedor de una verdad inalcanzable e indemostrable para la gente común, que le desprecia o compadece al romper sus sentencias y sus acciones con la vulgar cotidianeidad. Lo magnífico de esta cinta es que el propio profeta es una de esas personas y se somete a sí mismo al mismo desprecio y la misma conmiseración. Es una buena persona que sabe que lo que ve se sale de la norma y que preferiría no haberlo visto nunca porque, ¿es cierto lo que ve o realmente la cordura le ha abandonado?

 

Michael Shannon, una lección de interpretación:

 

Como guinda del pastel de este filme tan bien realizado (la fotografía y la puesta en escena también son magníficas) tenemos a un Michael Shannon en estado de gracia que borda su papel y nos deja clavados a la butaca a través de un repertorio de expresiones faciales y corporales que van desde la más tierna sonrisa hasta la violenta furia del hombre desesperado, pasando por los tics nerviosos del loco. Su actuación contribuye a que el espectador no sepa a qué atenerse y pueda esperarse cualquier final para la obra. Curtis tiene tantas papeletas de loco como de iluminado y Shannon no lo piensa desvelar hasta el último minuto, normal que el director contase con él para su anterior proyecto y vuelva a recurrir a su talento en Mud, que se estrenará el año que viene. La escena que podéis ver bajo estas líneas es sencillamente magistral.

 

Michael Shannon en Take Shelter

 

Al lado de Shannon tenemos a una abnegada esposa interpretada por Jessica Chastain que ha tenido un 2011 de lo más intenso, con importantes y premiados papeles en Criadas y Señoras y El Árbol de la Vida. Su interpretación en esta cinta, aunque eclipsada por la del protagonista, es sólida y su química con Shannon es palpable. Una advertencia: ella también llega a asustar.

 

David Wingo, el cemento:

 

Que la música es el cemento que une los ladrillos de las buenas películas es algo que vengo afirmando desde hace ya bastante tiempo. David Wingo, un compositor del que apenas teníamos noticia, firma un trabajo excelente que va ganando en complejidad a medida que avanza la trama y que nos deja unas tres últimas pistas excelentes de las que quiero destacar la última, en colaboración con el vocalista de Lucero, Ben Nichols:

 


Wingo volverá también a colaborar con el director en Mud. Ya tengo ganas de que llegue

 

En resumen:

 

Jeff Nichols y Michael Shannon se alían para dejarnos pegados al asiento durante las dos horas que dura el filme. Bravo, no, bravísimo.

 

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *