Hanzô: El Camino del Asesino

Hanzô. El Camino del Asesino #1: La gran dialéctica

Hanzô: El Camino del Asesino #1«Si conoces a tu enemigo y te conoces a ti mismo puedes ser invencible«

 

Kazuo Koike y Gôseki Kojima se hicieron mundialmente famosos por su excepcional manga El Lobo Solitario y su Cachorro, estrenado en 1970 en Japón y en 1987 en los Estados Unidos y el resto del mundo (a España lo trajo Planeta). Sin embargo, aunque esta fue su primera colaboración no fue ni mucho menos la última y en 1978, dos años después de poner fin a su obra maestra, el guionista y el dibujante se volvieron a reunir para contar la historia del mítico Hattori Hanzô y de su relación con Tokugawa Ieyasu, responsable de la unificación de Japón. Este proyecto, que les llevaría más de un lustro llevar a buen puerto es considerado también como una de las grandes obras del cómic histórico japonés.

 

ECC nos trae ahora una edición cuidada y en diez tomos de Hanzô: El Camino del Asesino en lo que supone un más que aplaudible esfuerzo por acercar a nuestras librerías un tipo de manga alejado de los omnipresentes shonen y shojo, un cómic con un fuerte sentido didáctico y con la capacidad para sumergirnos en una sociedad tan alejada de la occidental y que, sin embargo, tenemos presente a diario en el cine y la literatura.

 

«Duerme seis veces con una mujer y escucha su corazón«

 

Hanzô… recurre a los diálogos entre el ninja y su señor para ilustrarnos sobre el modo de vida del Japón del siglo XVI. A través de los ojos y las conversaciones de estos dos jóvenes (al menos en este primer tomo) aprendemos sobre las costumbres, los ritos, los conflictos políticos y sociales… de una época a la que el cine, los cómics, la literatura e incluso el teatro han vuelto infinidad de veces. Esto hace de este manga una obra que, sin estar exenta de acción, derrocha dialéctica entre sus personajes. Esto no la hace, ni mucho menos, aburrida, pero conviene avisarlo para quienes aterricen en este álbum esperando lo que no les va a ofrecer salvo en geniales destellos dibujados con maestría por el difunto Kojima.

 

Hanzô: El Camino del Asesino

Hanzô: El Camino del Asesino

 

De hecho, este cómic puede leerse también como un libro de filosofía, puesto que en su esfuerzo por ejercer rigor histórico, Koike y Kojima imprimieron en las palabras de sus personajes gran parte del pensamiento influyente de la anteriormente citada época. Así, Hanzô e Ieyasu conversan acerca de guerra y paz, sobre el amor, sobre las relaciones entre las personas, sobre el sentido de las cosas y sobre muchos temas más a los que conviene prestar atención, siempre se pueden extraer enseñanzas de las reflexiones de dos de los mayores exponentes de una cultura milenaria que han llegado impolutas hasta nuestros días gracias a los esfuerzos de estos y otros muchos autores.

 

«Será porque mi conciencia quiere que estos hombres piensen bien de mí«

 

El primer tomo de Hanzô: El Camino del Asesino parte del primer encuentro entre sus protagonistas y hasta uno de los momentos más críticos de la juventud de Ieyasu cuando el clan Imagawa, del que este personaje fue rehén desde los nueve y hasta los casi diecinueve años. Por el camino Hanzô va descubriéndole a su señor los diversos secretos y técnicas de los ninjas mientras que éste va creciendo tanto en sociedad como en su interior, como el hombre que está destinado a ser.

 

Hanzô: El Camino del Asesino

Imagen inédita de Hanzô: El Camino del Asesino

 

Estamos ante una serie que no necesita apenas presentarse y cuyo éxito está más que probado. Aún así que quede aquí por escrito mi más encarecida recomendación para que le dediquéis a este maravilloso manga la atención que se merece. Han tenido que pasar casi 30 años para que una editorial se atreva a traerlo a España (tras el intento de Planeta en 2010) y sólo por eso deberíamos agradecérselo a ECC.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *