Superman: La Llegada de H'El

Superman. La Llegada de H’El: Una historia de Supergirl

El primer gran crossover kriptoniano del nuevo universo DC (que incluye las colecciones Superman, Supergirl y Superboy) por fin ha llegado a nuestras librerías y, con los tres tomos que lo componen ya en el mercado, es el momento ideal para abordarlo. Así de primeras, La Llegada de H’El es comparable a esos blockbusters veraniegos que ofrecen un montón de fuegos artificiales y luego andan escasos de contenido. Entretiene mientras dura su lectura, pero lo olvidamos en cuanto cerramos el último volumen.

 

Ya sea porque durante los últimos meses nos hemos creado unas expectativas desmedidas, porque haya personajes descaradamente similares a otros de La Casa de las Ideas (El Oráculo es primo hermano de Galactus, heraldo incluido [a quien conocimos brevemente en Superman #5]) o porque Superboy nos sea un completo desconocido (cuenta ya con 14 capítulos ya publicados en EEUU, mientras que aquí solo hemos leído el nº 0) con el que no empatizamos en absoluto y su destino nos da un poco igual; lo cierto es que este evento no termina de enganchar. Como punto de inflexión del cosmos kriptoniano es fallido. Aún cuando su desenlace augura consecuencias impredecibles a medio plazo, salvo Supergirl, ningún otro personaje ha seguido algún arco que le hiciera evolucionar. Superman porque da la impresión de que ya no da más de sí como personaje (no así su alter ego periodista [especialmente en el primer tomo], que tiene su vida personal y profesional patas arriba) y Superboy porque está tan ensimismado en su victimismo particular que si lo hubieran sustituido por un Linterna Verde cualquiera no se habría notado el cambio.

 

Superman: La Llegada de H'El

 

Así, si por algo destaca La Llegada de H’El es por la figura de Supergirl. Este evento podría haber formado parte de su colección sin ningún problema. Ella es la auténtica protagonista de una historia que en el fondo no es más que la herramienta ideada Lobdell, Johnson y compañía para hacerla madurar. En estas páginas pasamos de una Kara Zor-El dubitativa, recelosa de su primo y perdida en un mundo extraño, a una Kara adulta, que por fin ha aceptado la realidad y es capaz de realizar sacrificios a priori impensables para Kal-El. El enfrentamiento que surge entre este y H’El por sus visiones contrapuestas respecto a Krypton sitúan a Supergirl en medio del conflicto. La joven kriptoniana es víctima y heroína de esta historia, sus emociones y su mente son llevadas al límite para asegurar que la transformación interna que sufre sea permanente. Y esa es la clave, el sufrimiento al que se ve sometida por sus deseos irracionales de que toda su vida en La Tierra no sea más que un mal sueño.

 

Y mientras que personajes como Flash o Wonder Woman están bien integrados en la trama y cumplen una función definida, los Jóvenes Titanes actúan como prestidigitadores, apareciendo y desapareciendo como si tal cosa. O Lex Luthor, cuya presencia solo sirve para introducir una escena explicativa y ofrecer una de las portadas más chulas de la colección. En cuanto a H’El, llega para engrosar la lista de villanos que prometían mucho y se quedan en nada. Sin ser un tipo que solo busca la destrucción y que disfruta haciendo el mal, se comporta como tal, con lo que por muy nobles que puedan ser sus motivaciones, difícilmente el lector puede ponerse en su lugar. Lo torturada de su alma y el presupuesto rico abanco de matices que lo rodean no se explota con el suficiente acierto. A medida que avanza la trama el personaje va desdibujándose y perdiendo interés.

 

Sin embargo, tal como apuntaba antes, su visión de las cosas exenta de grises y su choque con Superman (otro amigo de la vida en blanco y negro) es lo que da fuerzas a Supergirl y la alza como la protagonista del crossover.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados