Alan Scott es el Green Lantern de Tierra 2

Tierra 2 #1: Riesgos controlados

Siguiendo la mejor tradición de la editorial, la historia de Tierra 2 nos plantea uno de esos what if…? que dan lugar a realidades paralelas completamente nuevas. Al igual que sucediera con la colección de la Liga de la Justicia, el punto de arranque es el intento de conquista de La Tierra por parte de Darkseid, aunque el coste de salvar el planeta difiere entre un universo y otro. En el que nos ocupa, con la derrota de los ejércitos de Apokolips se produce el fin de la edad de las maravillas y la consiguiente desaparición de los superhéroes. Pero cinco años después un nuevo mal emerge y una nueva hornada de héroes debe hacerle frente.

 

Así, Tierra 2 gira en torno a otro supergrupo y sus aventuras. Y esta es una de las claves de la colección, que estamos ante otra formación de héroes. Superman, Batman y Wonder Woman son cosa del pasado (por más que la portada nos quiera hacer pensar lo contrario) y quienes tienen la misión de defender nuestro mundo son tipos como Jay Garrick o Alan Scott. O lo que es lo mismo, la Sociedad de la Justicia de América, que se presenta en un primer tomo cargado de dramatismo; un acercamiento a esta realidad paralela en el que somos testigos de como sus héroes van adquiriendo sus poderes y toman conciencia de sus responsabilidades.

 

Alan Scott es el Green Lantern de Tierra 2

 

Al igual que hiciera Marvel con su línea Ultimate, Tierra 2 sirve como campo de pruebas. Es una colección que otorga una gran libertad a su autor, James Robinson, para proponer cosas que en las series bandera de la editorial serían impensables. Se trata de riesgos controlados, puesto que no tienen incidencia en las grandes colecciones de la casa y que afectan a unos pocos personajes. De esta forma, si bien se realizan cambios verdaderamente estimulantes para el lector, queda un regusto amargo por la falta de ambición de los directivos en ahondar en este tipo de decisiones y haber apostado en serio por el concepto nUDC (no hay más que echar un vistazo a la colección de Batman, en la que prefirieron continuar con las tramas abiertas antes de reiniciar por completo la franquicia).

 

El mundo de Tierra 2, tal como está planteado, mantiene un interesante pulso (veremos hasta cuando) entre la veneración a los héroes caídos y el temor a los nuevos defensores. Guarda así, ciertas similitudes con algunas de las problemáticas expuestas al comienzo de series como Superman, en la que la población se debatía entre darle una oportunidad o tildarle de amenaza a causa de sus portentosos poderes. El universo, además, está atomizado, concentrado en La Tierra. Ejemplificador en este sentido es Linterna Verde, que abandona su origen galáctico, para convertirse en una suerte de «Protector del Verde» cual Cosa del Pantano. Y es aquí, en las evidentes similitudes con el crossover Mundo Putrefacto, donde se encuentran las mayores pegas a esta colección.

 

Unas pegas injustas, puesto que en EEUU Tierra 2 llegó bastante antes, pero habida cuenta de que aquí llevamos publicados tres tomos de La Cosa del Pantano y de Tierra 2 solo uno, el que Alan Scott tome sus poderes de la propia Tierra y que el primer enemigo al que se enfrentan los protagonistas sea un «Hombre del Gris» que se alza de la muerte y la putrefacción… exacto. Esto nos suena de algo.

 

Aún así, entre los riesgos que parece querer tomar y su aparente independencia respecto al resto de colecciones, Tierra 2 se ofrece como una interesante apuesta de cara a los próximos meses.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *