Fernando Vicente

Fernando Vicente: «Si abordas un personaje como Sherlock Holmes no puedes sustraerte a ponerle su ‘disfraz’ «

El arte de Fernando Vicente es una celebración de la carrera del artista madrileño. Moda, pin-ups, cartelería y portadas, retratos… El libro es una selección de sus muchas y talentosas facetas para deleite de suyo -no deja de ser un reconocimiento a su larga trayectoria- y del público, que puede (re)descubrir a uno de nuestros autores actuales más importantes. Con motivo de la publicación del libro El arte de Fernando Vicente –publicado por Norma Editorial– hablamos con el ilustrador acerca de los 40 años de carrera que recoge el volumen, así como de algunos aspectos del libro en sí.

 

Fernando Vicente

 

Pregunta: Cuarenta años de carrera intuidos en casi 400 páginas. ¿Es buena muestra de tu trayectoria?

Respuesta: Yo diría que si, es un muy buen resumen, recoge obra de todas mis épocas como ilustrador, así como de mi pintura. Además la edición es maravillosa, el papel, la impresión excepcionales.

 

P: ¿Hay alguna pieza, algún trabajo, que no esté incluido por lo que sea y que te hubiera gustado que estuviera presente?

R: En principio no, la elección de la obra es mía y hay hasta algún trabajo no publicado.

 

P: ¿Cómo se gestó la idea del libro?

R: Hace más de un año se puso la editorial Norma en contacto conmigo y me dijeron que me querían publicar un artbook, lo que yo no sabía entonces es que sería así de bueno. Así que ha sido un libro de cocción lenta, casi un año de trabajo.

 

P: La portada del libro, el que fuera cartel de la Feria del Libro de Madrid de 2015, es quizás uno de tus trabajos más populares y que, de alguna manera, con mayor fuerza ha sido apropiado por la gente. ¿Qué se siente cuando ves que una obra tuya cala hasta el punto de protagonizar murales y se comparte tanto?

R: Pues la verdad es que hace mucha ilusión, siempre se te acerca alguien para decirte lo que significa para ellos y el año de esa Feria varias autoras y lectoras se hicieron fotos imitando la
pose de la protagonista.

 

P: En la introducción al capítulo ‘Primera época’ dices que percibes una valentía que igual ahora te falta. ¿A qué te refieres?

R: Bueno, eso lo digo después de cuarenta años, mi estilo ha ido cambiando ligeramente y si percibo que en esa época trataba de llamar más la atención, ahora no lo necesito.

 

P: La moda tiene un peso importante en tu trayectoria y se ve reflejado en el libro. Con ese mimo y detalle con el que dibujas las prendas y con la cantidad de documentación que manejas, ¿no te has planteado jugar y probar a diseñar?

R: La verdad es que no, sí que me interesa la moda y lo que la rodea, me gustan muchos estilistas y fotógrafos, que son una fuente inagotable de ideas.

 

P: Cuando te enfrentas a ilustraciones sobre obras que tenemos muy ancladas en el imaginario colectivo, ¿cómo las abordas? ¿Tratas de alejarte de esa imagen que podemos tener de tal o cual película o dichas adaptaciones te sirven para tomar referencias o enfocar el trabajo? Pienso, por ejemplo, en la Alicia de Disney o en los Drácula de Coppola y de Lugosi.

R: Pues depende, el ideal sería alejarte, mi Drácula y mi Frankenstein no se parecen en nada a los del cine, pero si abordas un personaje como Sherlock Holmes no puedes sustraerte a ponerle su «disfraz» a pesar de que en el libro no se nombre ni el abrigo con capa ni el gorro de caza, que son inventos del cine. Este año pasado ilustré Lo que el viento se llevó y finalmente decidí poner la cara de los actores de la película, y por lo que me dice todo el mundo fue un acierto.

 

P: ¿Qué tiene la anatomía para despertarte tanto interés?

R: Me gusta mucho desde que era muy joven, tanto que coleccionaba atlas anatómicos por placer, no fue hasta muchos años después que empecé a introducirla en mi trabajo.

 

P: Sobre esto, en más de una ocasión has comentado que es un tipo de obra que suele funcionar mejor en el extranjero que en España, ¿a qué lo achacas?

R: No sé, aquí hay cierta reticencia, aunque no lo rechaza todo el mundo, fuera me han editado un par de libros y hay más de 40 personas que llevan esos cuadros tatuados, pero claro, sé que el mundo es muy grande.

 

P: En una entrevista decías que «para triunfar en el mundo de la ilustración, el único secreto es aguantar» y que es como «una carrera de fondo». Esta percepción es extrapolable a oras expresiones artísticas como el cine o la música. ¿Por qué crees que cuesta tanto ganarse la vida en profesiones relacionadas con el arte?

R: La verdad es que no tengo una respuesta clara para esta cuestión, no se si solo ocurre en España, quizás fuera sea distinto. En ilustración las tarifas y presupuestos fuera de España se multiplican varias veces, nuestros vecinos franceses editan muchísimos más cómics que nosotros, etc…

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *