Alejandro M. Selma

Alejandro M. Selma: “Estamos mal acostumbrados en cine a que si algo sucede en el pasado debe tener unos elementos muy concretos”

No sólo en los largos hay trabajos con varios países inmersos. También en los cortometrajes. Alejandro M. Selma, un joven realizador alicantino, presenta su corto Det evige fall, una historia rodada en el círculo polar ártico. Sobre este proyecto, nos habló el director.

 

Alejandro M. Selma

 

P: ¿Cómo salió la idea de hacer este cortometraje?
R: Como viene siendo el sello de la casa, este proyecto empezó siendo algo mucho más pequeño y conforme se embarcaban técnicos y artistas fue creciendo la idea. Aunque la base de la historia surge de un relato corto que escribí en 2004 y que rescaté del baúl de los recuerdos, me pareció buena idea poder adaptarlo a cortometraje. Así que se lo comenté a varios compañeros y en poco tiempo tuvimos el primer borrador del guion literario.
La idea creció cuando un amigo me brindó la oportunidad de visitarle en Bodø, Noruega, donde ahora reside, y claro, no podía ir allí sin pensar en que el faro de mi relato pudiera situarse en el círculo polar ártico, de modo que lo planificamos para poder hacer los exteriores en este viaje al norte. Por último, para poder cerrar el primer guion del corto fue crucial la música de The Eternal Fall, la cual me ayudó a visualizar la atmósfera que quería para el proyecto.

 

P: Pocos cortometrajes pueden hablar de coproducción, y en cambio este sí ¿Qué piensas de ello?
R: Realmente no es una coproducción al uso, dado que ha sido autoproducido y no hay productores ejecutivos por medio. Pero si es verdad que el rodar los interiores en España y los exteriores en Noruega, ha creado dos equipos que han trabajado paralelamente para este proyecto.
Pienso que si tratas de rodar fuera de tu país, es crucial hablar de coproducción y/o de tener un equipo diferente en cada país, ya que cada equipo te dará una visión logística, técnica y artística muy concreta de dónde vas a trabajar y eso es básico. Por ejemplo, hay películas americanas situadas en España, pero que no trabajan con equipo local, resultado: una visión de nuestro país que parece más bien un pueblo de México, pero con falleras, toros y sevillanas, todo mezclado.

 

P: ¿Por qué grabar en noruego? ¿Y por qué situar la acción allí?
R: La primera idea era rodarlo en inglés, pero tras pensarlo un poco, no tenía sentido. Hablamos de una historia de fantasmas que pasa de generación en generación, cada pueblo tiene su propia leyenda y “Det evige fall” es la de este pueblo nórdico en concreto. Si la acción se trasladaba hasta el norte, su idioma también. Fue complicado rodar en noruego sin entender ni una palabra, podía haber salido un completo desastre. Pero conseguimos un buen equipo de traductores que nos ayudaron para poder llevarlo a cabo sin complicaciones. También para el actor que interpreta al padre (el narrador) fue mucho más especial poder interpretar en su idioma natal.

 

P: ¿Es difícil narrar una historia con tres saltos fragmentados?
R: Realmente lo complicado fue montarlo. En el guion funcionaba muy bien, pero en imágenes tuve que darle unas cuantas vueltas para que encajara bien y te mantuviese enganchado en la historia, deseando conocer más. Aunque a decir verdad, el tener un narrador ayuda mucho a unir las tres elipsis temporales.

 

Amanda Rodríguez

 

P: La cinta  tiene una parte de época en los años cuarenta, sin embargo, tiene un estilo bastante atemporal…
R: Cierto, no me gusta ceñirme a algo muy concreto. Estamos muy mal acostumbrados a que en el cine si algo sucede en el pasado debe tener unos elementos muy concretos, y esto realmente lo que hace es limitarte a la hora de rodar. Pienso que lo mejor es ni ser demasiado realista, ni demasiado modernete; un término medio lo vuelve atemporal y esto ayuda enormemente de cara al rodaje, ya que no estamos tan limitados. Sin embargo, si tu historia te pide una recreación perfecta debes cuidar esos elementos con tu director de arte, aunque no es el caso de este corto.

 

P: Con escenas en el mar, supongo que habrá sido lo complicado del rodaje, ¿no?
R: La verdad, para mi rodar en el mar es como rodar en casa, soy buceador y mi equipo también son apasionados del mar. Aunque sí, rodar en el mar es siempre complicado, pero para nosotros es un juego. Raro será proyecto que haga y no tenga algo de agua.

 

P: ¿Lo habéis movido? ¿Habéis tenido en esto alguna traba?
R: De momento lo hemos proyectado en un cine de nuestra ciudad para su preestreno y también durante un ciclo de cortometrajes perteneciente al festival de cine de Alicante. El proyecto está online desde el pasado 15 de diciembre de 2014. Y para este año 2015 tenemos intención de moverlo por festivales nacionales e internacionales (mayormente europeos).
Inconvenientes para moverlo no hemos tenido por el momento. Este proyecto fue pensado para ser estrenado únicamente de forma online, pero vista la buena acogida estamos dispuestos a moverlo por festivales y proyectarlo gratuitamente en cualquier plataforma que apueste por él.

 

P: ¿Cuáles son los cineastas a los que más admiras?
R: Creo que a Clint Eastwood. Es un hombre que vive y sufre el cine, lleva toda su vida haciéndolo y tiene una visión del mundo muy dramática, pero con una luz de esperanza para toda esa oscuridad. Empatizo mucho con sus historias, me llegan. Otro que admiro mucho es Luc Besson tanto por su pasión por el cine y el mar, como por sus personajes, es de los pocos directores donde no veo al actor, sino al personaje. Y John Toll sería de mis directores de foto favoritos. Consigue con un estilo narrativo clásico que la cámara respire toda la atmósfera visual de cada instante, consigue transportarme.

 

Alejandro M. Selma

 

P: ¿Y películas? También vale decir alguna que te guste pero te de mucha vergüenza decirlo
R: De mis favoritas serían títulos como: El Gran Azul, Braveheart, Indiana Jones, Seven, Léon el profesional, Million Dollar Baby, El último mohicano, Abyss, Réquiem por un sueño, El Piano, Los Goonies, Gremlins, El sargento de hierro, Eduardo manostijeras, Alien, etc. Sí, me crié en los 90 con el videoclub casero en VHS que tenía mi madre en el salón.
Y que me dé cosa admitirlo, pues soy muy fan de La isla de las cabezas cortadas y también pertenezco al club de los que no les gustó Matrix, jajaja.

 

P: ¿Tienes más proyectos en mente?
R: Siempre, tengo un montón de ideas que me gustaría realizar. Ahora mismo estamos desarrollando el guion y dossier de un próximo proyecto de aventuras. Aunque como siempre, lo que más cuesta es reunir la financiación, así que es algo a largo plazo.

 

P: ¿Ves otra vía aparte de Internet para expandir y dar a conocer la obra de los nuevos directores?
R: Hoy en día internet es una vía accesible para todo el mundo, por lo que puedes encontrar verdaderas obras de arte junto a videos de gaticos. Cuesta encontrar otras plataformas que apuesten por proyectos de nuevos talentos, pero las hay, existen productoras, asociaciones y otras empresas culturales que aceptan proyectos nuevos e independientes para ser proyectados en ciclos de cine. De hecho, este proyecto ha sido presentado en algunas de estas iniciativas. Aunque la verdad es que en nuestro país hace falta más apoyo de este tipo a realizadores nóveles. En general, falta más cultura audiovisual.
A mí personalmente me gustaría algún tipo de plataforma donde presentes tu cortometraje a concurso para entrar en proyección y difusión en salas de cine; donde como premio estuvieran los cortos ganadores como avance de las películas de la taquilla. Estaría bien ver cortos en lugar de 15 minutos de publicidad en las salas, pero lamentablemente este negocio no va así.

 

P: Tenía que terminar con esta pregunta acerca de la frase “Pero el sueño nunca volverá” ¿Es verdad eso de que nunca vuelven los sueños?
R: Para nada, esto es solo un detalle para hacer énfasis en el bucle depresivo del personaje. Yo pienso que los sueños realmente nunca se van, pero toca luchar duro por ellos y aún más duro por mantenerlos cerca. Me considero un tipo soñador.

 

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados