Escuadrón Suicida Maldad Eterna

Escuadrón Suicida #4: El corazón de Amanda Waller

Escuadrón Suicida Maldad Eterna«Sé que sólo estabas cumpliendo órdenes…«

 

Durante veintitrés números (tres tomos españoles) hemos ido viendo las idas y venidas del grupo más inconcebible de DC a lo largo y ancho del globo mientras una versión delgada y repleta de mala leche de Amanda Waller manejaba los hilos desde las sombras de Belle Reve. En contadas ocasiones hemos visto a la alcaidesa de esta prisión obligada a empuñar un arma, si bien es cierto que nunca ha temido verse envuelta en la acción.

 

Sin embargo, ha tenido que llegar Maldad Eterna para que Waller se tenga que «mojar» de verdad, para que la habitualmente fría estratega se vea entre la espada y la pared y tenga, por vez primera, que improvisar. Matt Kindt le da la vuelta a la tortilla completamente en esta saga para demostrarnos de qué pasta está hecha la directora de la prisión y las motivaciones que mueven a los componentes de su equipo una vez liberados de los grilletes que los han mantenido en su sitio desde el número uno de la colección.

 

«¿Qué tal sienta ser quien recibe los golpes Waller?«

 

Cierto es que la serie pierde parte de su esencia al cambiar el (forzado) trabajo en equipo por las labores sibilinas de Waller, pero esto es sólo una ilusión y rápidamente Kindt nos demuestra que las tramas propias de una peli de espías perfectamente pueden casar con las peleas a lo grande de esta versión antiheroica de la Liga de la Justicia. Esto habla maravillas de un autor que ha compaginado esta serie con la de Liga de la Justicia de América sin perder intensidad en una ni frescura en la otra. Escuadrón Suicida: Maldad Eterna está íntimamente relacionado con el macroevento DC, pero funciona a la perfección de manera independiente. Si cambiáramos la apertura de las cárceles por parte del Sindicato del Crimen por un motín en Belle Reve llevado al extremo la historia no habría cambiado mucho… aunque el final sí que podría haber sido diferente.

 

Escuadrón Suicida Maldad Eterna

Escuadrón Suicida: Maldad Eterna

 

Otra cosa que ha hecho Kindt ha sido restarle protagonismo a Harley Quinn, bastante va a tener con serie propia, para convertirla en el factor caos que todos esperábamos que fuera una vez liberada de la nanobomba de su cabeza. Otro que también ve rebajado su papel en este arco es Deadshot y aquí ya entramos en el terreno de los movimientos arriesgados. Kindt ha retirado de golpe el foco sobre sus dos personajes más carismáticos para que el resto puedan brillar con luz propia, pero esto no siempre sale como uno quiere y, mientras que Waller y un cada vez más interesante James Gordon Jr. se salen en sus ‘papeles’, el resto del equipo parece perdido (y esto es, en parte, literal).

 

«Digamos que es algo espeluznante incluso para ti«

 

Otro punto importante de este número es la ‘lucha de Hulks‘ que protagonizan el Rey Tiburón, Kamo y OMAC para añadir algo más de ruido y escombros al final apoteósico que Kindt ha querido darle al cuarto volumen de la colección antes de que llegue Sean Ryan con su ya anunciada New Suicide Squad. El escualo ha llevado siempre al equívoco, tan pronto ha sido tratado como una masa furiosa o como un ser inteligente y retorcido. En este número quedan explicados muchos de estos recovecos de su personalidad, pero lo desdibujado de su contorno le ha costado quedarse fuera del nuevo equipo. Tampoco es algo que nos sorprenda demasiado dada la sorprendente (y maravillosa) facilidad con que los autores introducen y liquidan personajes en esta serie.

 

Escuadrón Suicida Maldad Eterna

Escuadrón Suicida: Maldad Eterna

 

El tomo también incluye una aventura en solitario de Amanda Waller (la verdadera protagonista de este número) guionizada por Jim Zub y en la que se nos vuelve a certificar, como ya se hiciera en el número cero de la colección la capacidad de esta mujer para ensuciarse las manos y tomar decisiones difíciles. Para que luego digan del papel de la mujer en el cómic, probablemente los dos personajes más potentes de esta colección (con la excepción de cierto francotirador) son dos mujeres: Amanda Waller y Harley Quinn. Lo que no incluye Escuadrón Suicida: Maldad Eterna es el último número de la edición norteamericana, que tendremos que leer en Maldad Eterna: Consecuencias. Regalos editoriales que nos hacen los amigos de ECC.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados