Christian Mungiu (‘Los exámenes’): «Me preocupa el futuro de la sociedad en la que se están criando mis hijos»

Con motivo del estreno de Los exámenes, Palma de Oro a mejor director en el pasado Festival de Cannes, Christian Mungiu recibió a La noche americana en Madrid y nos habló de su carrera, su última película y su Rumanía natal.

 

mungiu_entrevista

 

Pregunta: Sorprende mucho la estructura de su película, va de una idea muy particular (los exámenes finales de la protagonista) a algo general como la corrupción en Rumanía ¿Por qué la estructura así? Usted va quitando capas hasta llegar a ese núcleo que es la sociedad rumana.
Respuesta:
Creo que la decisión más importante de un cineasta es la del tema, de qué va a hablar, cuál es su próxima historia y solo puedes llegar a ese nivel de complejidad si la historia te lo permite y por eso lo que procuro hacer es pensar que quiero trasmitir y es importante saber hacer películas sobre personas y no significados ya que si empiezas directamente por el tema acabas forzando un mensaje y ese mensaje es necesario que salga según avanzas en la historia. Cuando empecé a escribir Los exámenes sabía que quería hablar del compromiso, de la relación padres e hijos, del envejecimiento porque esta película tiene que ver mucho con eso y con las decepciones que encuentra uno en la sociedad. Sólo puedo hacer una película cuando encuentro una historia donde pueda reconocer todas esas cosas, pero se convertiría en algo muy específico y como autor debo aprender a estructurar las cosas, por eso hay muchos conflictos y explora tanto las relaciones del protagonista, para sentir que la película avanza habla de muchas más cosas. Para que sea sencilla a todos los espectadores debe ser compleja desde dentro y espero que puedan seguir el primer nivel y no se pierda entre todas sus capas aunque es consciente de que se han tocado muchos temas.

 

P: ¿Por qué exámenes? ¿Se vive mucho en su país este acontecimiento a nivel social?
R:
La película no es sólo sobre su examen, es todo lo que se desarrolla alrededor de eso y lo que es banal en la película es lo cotidiano de ella y eso es lo que trato de encontrar en mi cine ¿cuál es el significado de las cosas cotidianas? todo depende de la educación que uno recibe (de ahí el examen como punto de partida) y por eso quiere enviar a su hija a estudiar al extranjero porque allí la educación se adecua a su modelo de futuro. A partir de ese examen se narran muchas cosas: el accidente de la chica, la reacción social, el trabajo de su padre (que no siempre es limpio) . Es una manera de poner en común todos esos temas de los que trato de hablar en mi cine.

 

P: Sus películas tienen un importante trasfondo social y un palpable naturalismo ¿Tiene siempre la necesidad de hablar de eso? ¿No le gustaría experimentar con otros géneros?
R:
Parece ser que uno piensa que lo que decide sobre sus películas es muy racional, pero pasamos tanto tiempo preparándola que al final prefiero ser personal, tratar temas que me tocan a mi pero que a la vez sirva de algo a quiénes las ve y es por eso que siempre acabo tocando temas tan importantes para la sociedad y de lo que es importante hablar. Si ves mis películas tienes que entenderlas con mi edad y generación: mi primera obra hablaba sobre emigración, Cuatro meses, tres semanas y dos días era una película sobre la vida, la infancia, las decisiones, el aborto (la hice tras convertirme en padre) y también comencé a hablar de religión, superstición… y ahora que ya han crecido hablo de niños porque me preocupa el futuro de la sociedad en la que se están criando mis hijos.

 

P: ¿Cómo se recibe su cine en Rumanía? ¿La gente se siente identificada con los personajes de sus películas?
R:
Es una buena pregunta… los rumanos no son muy cinéfilos, teníamos 400 salas de cine después del comunismo pero ahora sólo quedan diez, pese a haber muchos multisalas, además hemos perdido la costumbre de ver cierto tipo de cine, siendo sustituido por la idea de que es sólo entretenimiento y A mi me respetan por el éxito internacional no por mis obras, me llegan a parar en los aeropuertos para felicitarme pero cuando pregunto si han visto la película nadie lo ha hecho, sólo saben que he ganado un premio. Hubiese querido que las películas que hago hubieran tenido más repercusión, no para cambiar nada pero si para generar un debate como hubo cuando estrené Cuatro meses, tres semanas y dos días, hacemos mucho esfuerzo para crear películas pero si no hay un cine en una población de 50.000 personas es muy difícil que se hablen de ellas, este cine nunca será popular y no puede competir con el cine de entretenimiento. Ha sido bien recibida y hemos recibido 60.000 espectadores, cuando las películas de los Cohen rozan los 20.000.

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados