María Valverde y Antonio Dechent en A puerta fría

José Luis García-Pérez: «El sistema de producción español imposibilita hacer cierto tipo de películas»

Casi un año después de haber sido presentada en el Festival de Málaga, por fin se ha estrenado en cines, aunque con tan solo 15 copias, A puerta fría, lo nuevo de Xavi Pascual con un reparto de renombre: María Valverde (con quien también hablamos), Nick Nolte, Antonio Dechent o José Luis García-Pérez. Con este último mantuvimos una charla en la que salieron temas como las subvenciones, el papel de los medios en la imagen que se tiene de la industria, la químia entre actores… y, claro está, A puerta fría.

 

José Luis García-PérezPregunta: ¿Cómo se fragua tu participación en el proyecto?
Respuesta:
Bueno, yo con Antonio Pérez, con Maestranza Films, he trabajado varias veces y cuando me llamaron lo primero que hicieron fue enviarme la película anterior de Xavi. En cuanto la vi ya lo tenía claro porque es un director que le gusta trabajar la interpretación. Es una película llena de motivaciones a favor: un buen guión, un buen director, mi amigo Antonio Dechent (que para mí es el mejor actor que conozco, y trabajar con él es un orgullo), María, amiga y actriz maravillosa y Nick Nolte. ¡Vaya, cómo para no hacerla! Y en Sevilla. La película estaba llena de factores a favor de hacerla.

 

P: Estando Nick Nolte que no habla nada de castellano y otros actores que no saben inglés, cómo se trabaja…
R:
… Yo no tengo secuencias con él, pero sí estuvimos juntos porque, claro, estábamos todos metidos en un hotel. Yo sí hablo inglés, entonces era todo muy fluido. Pero me parece que este es un oficio este que no hace falta el idioma, que se basa más en la mirada. Siempre decimos que el texto no es lo importante, sino lo que sale del corazón llega al corazón. Y creo que entre actores, realmente, el idioma es lo de menos. Y ves a Antonio Dechent, que habla una patata de inglés, con Nick Nolte, se sentaban los dos y era para verlo; no ya actuando, sino entre tomas, se sentaban los dos y se entendían perfectamente. Creo que son, además, dos personas relativamente similares en la manera de ser y no hace falta idiomas, y a la hora de rodar creo que tampoco.

 

P: ¿Y no es posible que al tener esa barrera idiomática se pierda algo de eso que se dice siempre de la química?
R:
Es que yo creo que la química no se basa en el lenguaje, sino que se basa en algo más profundo. A veces hay química cuando te enamoras, hay química con la mirada, y creo que esa química es la que existe en la interpretación. Si no existe eso da igual que en qué idioma hables, no va a salir bien nunca.

 

P: En la película se habla del cambio generacional, de lo mal que está la situación para las generaciones más mayores…
R:
… Y para los más jóvenes también.

 

P: Claro, iba sobre todo a eso, porque el acto de solidaridad que hace por ejemplo el personaje de María, me da la impresión de que al final no deja de ser un parche.
R:
Claro, claro, es un parche. Mira, respecto a mi personaje, el siguiente en irse a la calle es él. El siguiente, seguro. Creo que esta situación que vivimos crea necesidad y de la necesidad se aprovechan. Y creo que ahí es donde está el drama, que de la necesidad se aprovecha, de la necesidad se aprovecha el personaje de Antonio, cuando la chica se va a la habitación de Battleworth. De la necesidad me aprovecho yo, de la necesidad se aprovecha la empresa y al final nos volvemos egoístas y los parches no funcionan. Creo que la revolución debe ser mayor, más grande y más profunda.

 

P: Es una situación en la que todo el mundo sabe lo que hay, todo el mundo se queja…
R:
… Sí, pero nadie hace nada. Somos un país un poco así, nos quejamos mucho, nos gusta quejarnos, pero después no hacemos nada. Porque realmente, y me pongo yo primero de la lista, hay cosas que se pueden hacer y no hacemos y lo dejamos y nos siguen manipulando y nos siguen usando. Sí, creo que es una película que refleja muy bien la sociedad nuestra, la española, mucha queja, pero poca acción.

 

P: ¿Qué crees que se puede encontrarse el público cuando vea la película?
R:
Yo creo que es un espejo. Creo que la crisis económica parte de una crisis moral, evidentemente, porque la insolidaridad y el beneficio por el beneficio es lo que crea. Es un buen espejo de la situación que vivimos, y sobre todo creo que van a encontrarse personajes humanos. Me parece que es una película de actores y quien disfrute de eso va a disfrutar mucho de la película; igual que se disfrutó con películas como Smoking Room. Es un tipo de cine en el que no hacen falta ni 3D, ni coches de carreras, ni pistolas por todos sitios. Es un cine para sentarse y reflexionar.

 

P: Cuando se dio la rueda de prensa de presentación del rodaje Nick Nolte dijo que venía porque este era un cine que ya no se hacía en Hollywood, pero da la impresión de que aquí también cada vez hay menos. Nos abrimos al mercado internacional, exportamos actores, técnicos, directores, hacemos más coproducciones internacionales…
R:
Pero se está perdiendo el cine nuestro. Yo estoy completamente de acuerdo contigo. Creo que el sistema de producción, ahora mismo, imposibilita hacer cierto tipo de películas. Y haces una película donde La Coruña parezca San Francisco o no vale. Sí, nos estamos cargando nuestra propia industria. Nos estamos cargando la materia prima de nuestras historias. Creo que tendemos a ser algo que no somos. No somos Hollywood, ni falta que nos hace. Los franceses lo tienen muy claro.

 

P: Pero el público y el estado apoyan mucho a su cine
R:
Hay una cosa fundamental en Francia que es la Ley del cine francés. Yo personalmente abogo porque saquen al cine de los presupuestos, yo no quiero ni un euro de subvención, yo solamente quiero que los americanos paguen por el doblaje de las películas, que es lo que hacen en Francia y en España tenemos un sistema fiscal de caja única. Eso implica que no se podría hacer, los franceses lo hacen muy simple. ¿Tú quieres doblar la película al francés?, todas las películas son en versión original, inglesa, si quieres doblar la película, un tanto por ciento de cada entrada va al Instituto de cine francés. Aquí no se podría hacer porque todo iría a una caja única que después habría que repartir. Me parece un error. Se acaba la subvención… subvenciones, que por cierto, si evalúas la subvención que cuesta una película y las subvenciones a la agricultura o a la fabricación de coches o a la fabricación de minas antipersonas en España, nos reiríamos mucho, ¿verdad? Pero no, en ese debate generalmente no se entra, es mucho más fácil manipular a la opinión pública diciendo que somos todos unos subvencionados. Yo jamás he cobrado una subvención. Yo trabajo y cobro por mi trabajo, igual que tú, igual que cualquiera, vamos. Me parece un error el planteamiento sobre la industria cinematográfica dentro de los presupuestos, me parece innecesario, erróneo y que sirve para eso, para manipular.

 

P: Los medios también tenemos nuestra parte de culpa en esta imagen que se da al público sobre el cine y las subvenciones. Y nos olvidamos de que no es cultura, sino que es trabajo para mucha gente
R:
Claro, pero no creo que haya ni un solo medio de comunicación que haya dicho «voy a explicar exactamente cómo funciona«, ni uno. Ni uno, porque deben insultar. Y es muy fácil darle caña al mono que es de goma para desviar atenciones de otras cosas. No soy especialmente de gritar las cosas en las galas, creo que soy mucho más cerebral en ese sentido; quiero decirte, que el día que una portada de periódico esté basada en «voy a explicar exactamente cómo es«, imagino que ese día callaran muchas bocas, pero realmente a mi me hace daño personal. Ves cualquier noticia en cualquier medio y ya te vas a ver las opiniones de la gente y es que de repente, es lo que decía Antonio Dechent (en la rueda de prensa), que no te peguen, por lo menos que no me peguen. Que me llamen para decirme que un ministro tenga los santos cojones de decir que los actores no pagamos impuestos… ¡venga hombre!, por favor, que su tesorero o el otro en Ponferrada (que no hablo de uno, sino de todos), eso es insultante. Que yo no pago impuestos… Ya quisiera yo no pagar impuestos.

 

P: Y ante esta incertidumbre que vive la industria, ¿se atisba algún tipo de solución?
R:
Yo no he visto a tanta gente pasarlo mal como lo estoy viendo ahora, y te lo dice un afortunado. Yo soy un absoluto afortunado porque voy enganchando un trabajo con otro y sigo viviendo bien. Evidentemente los precios han caído, los sueldos, todo ha caído para todos; para mi profesión, para la tuya, para lo que antes cobrabas 8 ahora cobras 2 y es lo que hay. Pero realmente hay mucha gente pasándolo mal de verdad porque antes existían otras opciones, existía la posibilidad de hacer teatro, cosa que ahora no puedes, porque no vas a vender ni una puñera función en ningún sitio. Existían películas que se podían levantar, películas sociales, películas con otras temáticas que hoy en día es imposible. Y todo no puede ser crowdfunding, porque es un trabajo, tan trabajo como el dentista y hay gente pasándolo muy mal.

Yo soy consejero de AISGE, que es la sociedad de gestión de los derechos de propiedad intelectual de los actores. Y tenemos una fundación que se basa en la ayuda a la gente. Es increíble la cantidad de demanda porque no hay, no solamente trabajo, porque estamos en una vida muy precaria, y te lo digo porque lo he vivido muy cerca con compañeros, parejas… de verdad, muy mal. Con mucho miedo porque si te dedicas a esto, que es una de las profesiones y creo que la tuya también, en la que te dedicas porque no entiendes la vida de otra manera. No entiendes la vida de otra manera y se va a generar un gran grupo humano frustrado y eso no es bueno para ninguna sociedad.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados