Philippe Lesage

Philippe Lesage (‘Génesis’): «A la hora de escribir algo siempre pienso en la película que a mí me gustaría ver»

El director y guionista Philippe Lesage ha pasado por nuestro país para presentar Génesis, película galardonada en la Seminci de Valladolid con la Espiga de Oro a la Mejor Película y la Espiga de Plata a Mejor Director y Mejor Actor. En la presente entrevista charlamos con el cineasta canadiense acerca de algunos de los aspectos claves de su propuesta, como son el uso de personajes adolescentes como protagonistas, la estructura de la película (dividida en dos historias) o el amor como tema central de la misma.

 

Philippe Lesage

 

Pregunta: Querría empezar hablando de la estructura de la película y la decisión de establecer dos historias, la centrada en las tramas de Guillaume y Charlotte, y luego una tercera con la historia de Felix.
Respuesta: Antes de nada tenía la idea de la historia de de Charlotte y Guillaume, de ir ida y vuelta con ellos. Cuando empecé con el proceso de escritura me vino la idea de terminar la película con una historia diferente, pero siempre en sincronía con la temática. Y también me gustaba la idea de la transformación, que es algo que se acepta perfectamente en la literatura y otras formas artísticas. Puedes estar leyendo una novela muy narrativa que termina con un poema. ¿Por qué no en el cine? Como espectador, además, es algo que quería ver. A la hora de escribir algo siempre pienso en la película que a mí me gustaría ver. Y también la historia de Felix era como volver a la génesis de todo.

Y bueno, las explicaciones no son muy importantes. Hay que verlo como una oportunidad para que el espectador lo interprete como al final le dé la gana. Para algunas personas es como una especie de sueño, otras sí ven una conexión, y para otras es algo muy abstracto… creo que da la oportunidad al espectador para hacer con ello lo que quiera. Le puede gustar o no, pero es ofrecerle algo para que él mismo juegue con las distintas perspectivas.

 

P: Hablando de interpretaciones, yo al menos he salido de la película con la idea de que esta génesis del amor va también muy de la mano del sufrimiento, por el desengaño que se produce en muchas ocasiones.
R: Sí, pero el sufrimiento también está siempre conectado a la felicidad. Y el amor con el sufrimiento. Pero yo no lo veo como una cosa negativa.

 

Théodore Pellerin y Noée Abita

 

P: Claro. Es interesante que estamos descubriendo esta idea del primer amor, pero mostrando su dos caras. Es decir, el amor es algo muy bello, que nos hace ser más valientes (como muestra la escena en la que Guillaume revela su amor en público), pero al mismo tiempo existe ese riesgo de sufrir, de pasarlo mal.
R: Sí, lo es. En esa escena de Guillaume hablando a la clase con la gente aplaudiéndole, la idea era mostrar también la hipocresía de la gente, que por una parte te aplaude, pero después… se nos elogia y se nos pide una honestidad y una franqueza, pero se termina pagando un precio muy alto por ella.

Pero no soy pesimista. Siento mucha admiración por mis personajes, que aman sin miedo o desconfianza, con la integridad plena de seguir sus emociones. Muchas personas vamos con mucho bagaje emocional que llevamos a lo largo de la vida, y eso nos hace ser reticentes, recelosos con las relaciones o la posibilidad de ellas. Pero creo que siempre vale la pena, al menos, intentar ver si puede haber algo. Y seguir en esa dirección. Para mí la esperanza radica en seguir siendo valiente, en seguir siendo fieles a nuestros sentimientos y ver donde nos pueden llevar.

 

P: En ese sentido, el que los protagonistas sean adolescentes, gente muy joven, por un lado, ayuda a que no tengan esa carga de las experiencias vividas, pero al mismo tiempo viven sus experiencias de una forma más pasional, más auténtica, con menos filtros.
R: La idea es que no deberíamos verles como víctimas, sino como ejemplos. Como adultos igual tenemos algo que aprender de ellos.

 

Philippe Lesage

 

P: El trabajar con personajes jóvenes o adolescentes, ¿crees que permite enfretarse a temas como el amor con menos condicionantes? ¿Se afrontan de una forma más sincera, con menos restricciones?
R: Es por la intensidad. Yo hubiese escrito con la misma libertad sobre los adultos, ¿eh? Pero la adolescencia es fascinante porque sin ser etapa muy larga, parece eterna. Parece no terminar nunca. Cada día parece como la mitad de tu vida porque todo es nuevo, todo es de una intensidad enorme y te ves superado constantemente por las emociones. ¿Cuál es el descubrimiento más grande que uno tiene siendo adolescente? Es el amor, son esas mariposas en el estómago o ese poder coger la mano de alguien por primera vez; parece que es el final de un mundo, pero es el inicio de otra cosa. Y eso es nuevo. Y claro, el cine permite aportar unas dimensiones enormes sobre eso, puede captar esos momentos de intensidad. La adolescencia es perfecta para ese tipo de dramas e intensidad. Y es por eso que se revisita tantas y tantas veces en el cine. Entonces, ¿qué podía hacer yo con algo que se revisita tanto en el cine? Pues intentar traer lo que era original y diferente cavando en mis propias memorias para fijarme en cosas muy específicas. Y me he dado cuenta de que cuanto más específicas para mí, son más universales para los demás. Muchas personas, con esas cosas tan específicas mías, han descubierto algo universal en ellos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados