Tres idénticos desconocidos

Tim Wardle (‘Tres idénticos desconocidos’): «Lo interesante del documental es que puede acoger cualquier estilo narrativo»

En la presente entrevista hablamos con Tim Wardle acerca de su documental Tres idénticos desconocidos que, tras ganar el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance y triunfar en la taquilla estadounidense llega a nuestras carteleras. Tres Idénticos desconocidos narra la increíble historia de unos hermanos trillizos separados al nacer y adoptados por diferentes padres.

 

Tres idénticos desconocidos

 

Pregunta: ¿Fue complicado conseguir la confianza de los hermanos para poder llevar a cabo el documental?
Respuesta: Fue muy complicado involucrarlos. El mayor reto al que nos enfrentamos con esta película ha sido ganarnos su confianza. Nos llevó cuatro años en los que me ha dado tiempo a casarme y a tener un hijo. Cuando ves por lo que han pasado, cuando ves la película, te das cuenta de porqué ha sido tan duro para ellos confiar en la gente. Y sobre cómo logramos convencerles, ha sido cosa de tiempo. Pasamos tiempo con ellos sin cámaras, conociéndoles, tanto a ellos como a sus amigos y familiares y muy despacio, conseguimos que confiaran en nosotros. Pero incluso el primer día de rodaje, con todo el equipo preparado en el estudio, no sabíamos si iban a aparecer o no. Una vez que se comprometieron a seguir con el proyecto, una vez que se sentaron delante de la cámara, estuvieron totalmente preparados y abiertos emocionalmente, lo que fue algo crucial.

 

P: Fueron cinco años de proyecto. ¿Cuanto tiempo se invirtió en cada una de las fases del mismo?
R: Fueron cuatro años de desarrollo e investigación y al mismo tiempo buscando financiación, que fue algo muy complicado, porque la gente nos preguntaba ¿Cómo acaba la película? Y luego fue solo un año de producción y edición. Para casi todos los que trabajamos en la producción era nuestra primera película y el montador editó todo el material en solo dieciocho semanas, que es algo alucinante. Si hablas con cualquiera en el circuito del documental, te comentará que tardan más de un año en editar. Nosotros teníamos un buen plan cuando nos metimos en el proyecto, que siempre ayuda, y estuvo trabajando incluso los fines de semana, pero es un logro extraordinario.

 

P: ¿Tenías un guión de antemano que os ayudara a lograr luego esa velocidad en la fase de postproducción?
R: Teníamos un plan de antemano, pero no estaba todo escrito. Para los dos primeros tercios de la película, lo que se cuenta del pasado, sabía exactamente qué puntos de la historia quería tocar. Tienes no obstante que ser flexible porque no puedes hacer un documental diciéndole a tus protagonistas “dime esto, esto, esto y esto”, porque te vas a perder mucho. Hay una cita famosa de un cineasta americano que dice “Si en documental haces la película que empezaste a hacer, no lo estás haciendo bien”. Por supuesto surgió un montón de información de la que no teníamos ni idea cuando empezamos. Y para la edición, claro, llevábamos cuatro años pensándola, y ya tenía una idea de lo que quería. Con el editor he trabajado muy bien, porque teníamos muy claro hacía donde íbamos aunque ha habido cambios y tal, pero es que edita muy deprisa. Es muy rápido y eso es algo que no sabía. También es que hay películas que requieren que las estés observando durante meses, sin embargo esta ha ido surgiendo de una manera muy sencilla en montaje. Sabes que tienes algo especial entre manos si surge de una manera tan fácil en la sala de edición.

 

Tres idénticos desconocidos

 

P: ¿Qué fue lo que descubriste durante la producción del documental que no tuvieras previsto en la planificación?
R: Muchas cosas. Por ejemplo la primera escena, conduciendo el coche hacia la universidad. No sabía que el coche iba a ser un símbolo de cómo les había ido a los hermanos en sus respectivas familias. Eso era algo de lo que nadie me había hablado. Pero luego, algo más importante, fue la aparición de la científica Natasha Josefowitz justo en la mitad de la película. No había hablado antes ante la cámara sobre estos sucesos y no sabíamos que existía. Mi productor la encontró cuando llevábamos la mitad del proceso y ella es la que realmente articula lo que los científicos estaban haciendo y porqué. Esto es lo que pienso de los documentales: Tienes que tener un plan al comenzar pero luego tienes que ser flexible porque las cosas cambian todo el rato.

 

P: Háblanos de la parte ficcionada de la película, ¿cuál es el proceso por el cual decides que hace falta enseñar algo que no está documentado?
R: La clave para entender cómo tomé esta decisión la tienes en que mi intención fue siempre la de contar la historia desde el punto de vista de los hermanos. De alguna manera forzamos la perspectiva del público, para que sea la misma que tienen los hermanos, y la información se le revela a la audiencia al igual a los hermanos. Cuando la gente me dice “Oh, cuántos giros inesperados” lo único que he hecho es restringir el punto de vista del público utilizando la información que tenían los hermanos en cada momento del tiempo. Entonces, es un momento muy importante cuando vas a la universidad al principio, porque estableces ese punto de vista, quieres estar en ese viaje de descubrimiento con él. Evidentemente, antes de que fueran famosos no había fotos ni películas, por lo que pensé que para que el público se pusiera en su lugar necesitábamos algunas imágenes. Mucho de ese material está todo rodado tras sus hombros, como si fuéramos él yendo a la universidad. Y luego con los científicos, que es el otro momento clave que reconstruimos, es que no pudimos resistirnos porque todo el mundo nos hablaba de ese momento, que parecía tan cinematográfico y tan horripilante al mismo tiempo y tuvimos que llevarlo a cabo.

 

P: ¿Te interesa la narrativa de ficción? ¿Tienes planes de hacer algún proyecto guionizado?
R: Por supuesto, estoy muy interesado en rodar algo basado en un guion completo. Ahora mismo estamos preparando un proyecto así aunque basado en hechos reales. Lo interesante del documental es que puede acoger cualquier estilo narrativo. Muchas veces se tiende no dar importancia a cosas como el punto de vista. Mis influencias son los grandes narradores del cine, sin importar el género del que vengan: Hitchcock, Kurosawa, y gente así. Son los directores a los que tener de ejemplo y creo que sus técnicas se pueden utilizar en los documentales también, aunque no todo el mundo esté de acuerdo. Creo que el documental es una gran Iglesia en la que todas estas influencias son importantes.

 

Tres idénticos desconocidos

 

(SPOILER) P: En vuestra investigación, ¿encontrasteis experimentos similares en otras partes del mundo?
R: No nada directamente relacionado, aunque en los 50 y los 60 tuvieron lugar muchos experimentos psicológicos muy locos tanto en los Estados Unidos como por todo el mundo. Creo que el contexto histórico es importante: Aquello era como el Salvaje Oeste para la psicología. Cuando hay gente tratando de llegar más lejos y de hacerse un nombre, suele siempre traspasar esas fronteras de la ética. Al mismo tiempo, puedo decir que estos científicos intentaron lo mismo en otras agencias de adopción de Nueva York y se les dijo que no se puede separar hermanos gemelos, que eso está mal.

 

P: Nos sorprendió que tu película no estuviera nominada para los Oscars, ¿habéis hecho campaña?
R: Trabajamos bastante para intentar lograr una nominación. Ojalá pudiera deciros porque no estamos nominados. Por un lado hay muy poca gente en la parte de documentales eligiendo las nominaciones y no pertenezco a ese mundo: Yo vivo en Londres, no tengo contactos allí y eso ha debido ser uno de los problemas. No te puedo decir más que estamos muy decepcionados. Si se hubiera abierto la puerta a toda la producción de documentales, estaríamos ahí. Hay otro documental muy bien recibido, Would you be my neighbour? que tampoco está nominado. He visto todos los que si lo están y algunos me gustan más que otros, y a pesar de que no me parecen malas películas, creo que merecíamos estar también ahí.

 

P: ¿»Frikeaste» con los hermanos sobre su aparición en Buscando a Susan desesperadamente?
R: Bueno, en la película solo mostramos algunos lugares donde aparecieron. También salieron en Cheers, por ejemplo. Y en la película de Madonna fue improvisado. Estaban en la calle y el rodaje pasaba por allí y les preguntaron si querían salir en la película, no hubo mucho más.

 

 

Podéis escuchar algunos estractos de la entrevista en la edición de Scanners de esta semana:

 

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados