Crimen Perfecto #1

Crimen Perfecto #1: El Japón retorcido

Crimen Perfecto #1«Fue pura sugestión. Se conoce como efecto nocebo«

 

Interesante manga el que cae hoy en nuestras manos gracias a la gente de Norma Editorial. Crimen Perfecto retuerce el mentalismo que hemos visto por la televisión y la sugestión que utilizan los hipnotistas para crear una serie de historias cortas en las que su guionista (Arata Miyatsuki) y su dibujante (Yuya Kanzaki) resaltan los peores vicios de la condición humana a través de los encargos a un asesino completamente ajeno a la compasión o a cualquier otro sentimiento humano. Funohan, como se titula el manga en japonés, ha contado con una adaptación a serie de imagen real (cuatro episodios entre 2017 y 2018) y una película (bajo el título de Impossibility Defense) que dan crédito al buen funcionamiento de esta historia en su país de origen.

 

Crimen Perfecto tiene una estructura a la que cuesta acostumbrarse. Su funcionamiento se basa en los capítulos autoconclusivos con una leve historia detrás para conectarlos (como ya vimos en otros mangas como el de Master Keaton), pero da la impresión de estar demasiado enfocado a su traslación a la pantalla, porque en ocasiones me faltan códigos y conectores típicos de las historias en viñetas. En cualquier caso el trasfondo, la reflexión que hay detrás de estos cuentos siniestros, es lo que prevalece por encima de las formas. Y también es cierto que, conforme vamos avanzando en la lectura de este seinen (manga para adultos) y nos vamos empapando de su curiosa narrativa, nos deja de rechinar la manera en que está escrito y nos encontramos con un producto que merece la pena leer.

 

«En el fondo de su corazón puede sentir lo que desea…«

 

Me recuerda en ocasiones Crimen Perfecto a la obra de Shun Umezawa (que con tanta intensidad he seguido a través de mis reseñas). Miyatsuki y Kanzaki rebuscan entre lo más oscuro y retorcido del alma humana de los japoneses y lo sacan a la luz. Tanto el guionista como el dibujante se centran en historias aparentemente mundanas en las que los deseos más oscuros de sus protagonistas salen a la luz y destruyen sus vidas de forma irremediable. Los celos, la venganza, la desconfianza hacia los extraños… son las armas con las que Tadashi Usobuki remata sus crímenes sin mancharse las manos de sangre. Al final, es cada uno de los torturados personajes de estas historias el culpable de su propio infortunio y Usobuki no es más que un facilitador que empuja a sus víctimas al camino por el que desean (o se merecen) transitar y un espectador de lo bajo que puede llegar a caer el ser humano.

 

Crimen Perfecto #1

Crimen Perfecto #1

 

Nuestro asesino es una suerte de genio de la lámpara. Pero no la versión colorida y simpática que nos ha vendido Disney, sino la original, oscura y retorcida, que concedía deseos a sus amos que más pronto que tarde se volvían contra ellos mismos (algo así como la mano de mono del famoso episodio de Los Simpson). En las historias de Crimen Perfecto #1 no hay buenos (quizás el único sea el policía tontaina que aparece de cundo en cuando para aumentar la cohesión de la trama) y sí muchos malos que toman las decisiones que toman movidos por los sentimientos más bajos del alma humana. Tampoco hay inocentes que se salven o que vean recompensada su vida con justicia, ya que Usobuki no trata en ningún momento de hacer el bien, sino simplemente se aprovecha de la vileza humana para asistir a la muerte de sus víctimas. Crimen Perfecto #1 es una muestra de lo retorcido del alma humana en unas historias cortas que os dejarán desasosegados.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *