Spiderman

El Asombroso Spiderman #200: Auto-homenaje

El Asombroso Spiderman #200Panini Cómics se da un merecido homenaje con la publicación del número #200 de la colección dedicada a nuestro trepamuros favorito: El Asombroso Spiderman. Se trata de un número especial, fuera de la actualidad arácnida, que recupera algunas aventuras clásicas (tres en concreto) y nuestro añorado formato de tomito rústica con lomo rojo, además de incluir un puñado de artículos para disfrute de los más nostálgicos de la casa.

 

«¡¿Spiderman quiere conocerme?! ¡Ahora sé que estoy soñando!«

 

Este número #200 tiene una doble vertiente. La nostálgica y divulgativa -en cuanto a la labor de Forum y de Panini editando Marvel Comics en España- y la generadora de nuevos adeptos al personaje, gracias al descubrimiento de historias que calan hondo. Unas historias que son: Spiderman/Kingpin: A muerte, ¡El niño que colecciona Spiderman! y El beso.

 

La primera no pasa de la anécdota pero permite incluir a nada menos que Stan Lee en la celebración de la efeméride. Se trata de un pequeño relato en el que Spidey hace equipo con Daredevil para truncar un perverso plan de Kingpin que pone en peligro la propia seguridad del trepamuros. Como digo, visto con perspectiva no pasa de la curiosidad, pero su inclusión propicia que Panini pueda añadir unos cuantos contenidos adicionales en forma de textos del mismo Stan Lee y de John Romita, así como un estupendo cuaderno de bocetos del dibujante en el que explica partes del proceso creativo que siguió para dar vida a esta aventura.

 

El beso, de nuevo con John Romita a los lápices, evoca al noviazgo de Peter con la malograda Gwen Stacy y recrea, a modo de recuerdo narrado por Peter, la última cita de la pareja antes de que la tragedia los separara para siempre. Con J.M. DeMatteis al guion, esta historia complementa muy bien a la escrita por Lee en el sentido de que mientras la primera apela a la faceta heroica del personaje, esta se centra por completo en la figura de Peter Parker.

 

¿Y qué decir de ¡El niño que colecciona Spiderman!? Lo que hacen Roger Stern y Ron Frenz en once páginas es mágico. Si habéis tenido la oportunidad de leerlo, sabéis de lo que hablo. Si no, estáis a punto de descubrir uno de los relatos más maravillosos de la larga trayectoria del hombre araña. Desborda humanidad y emoción a raudales.

 

El resto del tomo lo componen un puñado de artículos de la casa (firmados por gente como Julián Clemente, Santiago García o Alfons Moliné) que abarcan desde la impronta de los Romita en la historia del personaje, a la experiencia de traducir sus historias o el recuerdo de los años Vértice. Un valor añadido tanto para quienes quieran profundizar en el «detrás de las cámaras» de la colección, como para aprender acerca de la historia editorial de Marvel (y del cómic en general) en España.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *