Detective Conan: El Perseguidor Azabache

Detective Conan. El Perseguidor Azabache: Casi tal cual

Detective Conan: El Perseguidor Azabache«No hay duda de que los hombres de negro están implicados de alguna forma«

 

Veintisiete años. Imagínate por un momento estar escribiendo las aventuras de un personaje a lo largo de todo este tiempo, recopilándolas en más de cien tomos de manga y en más de mil episodios de anime. Al final, imagino, Conan Edogawa se ha convertido en una parte inseparable de su creador: Gosho Aoyama. En eso y en todo un icono cultural que forma parte del día a día de los japoneses como pueden serlo los personajes del Quijote o el Lazarillo de Tormes para nosotros. O, mejor aún, Conan es como la familia de los Alcántara: puede gustarte o no la serie, pero sabes que está ahí, año tras año, sin faltar jamás a su cita con sus seguidores.

 

Recuerdo que cuando Planeta comenzó a serializar este manga en España (en aquella época en la que no se respetaba el sentido de lectura original y los dibujos de nuestros mangas eran básicamente imágenes especulares de los originales) la editorial sacó su primer tomo con una numeración que decía algo así como ‘número 1 (de 6)’. Luego pasaría a ser ‘número 4 (de 8)’ y, en algún momento, terminaron tirando la toalla: la historia de este detective juvenil transformado en niño repelente de primaria tenía tanto gancho y era tan entretenida que su final no podía ni tan siquiera avistarse.

 

«¿No os gustaría resolver por una vez un caso sin la ayuda de Conan?«

 

Y así llegamos al día de hoy, con esa cantidad de tomos y episodios bajo el brazo y con un número también sorprendente de películas en su haber (algunas auténticos números uno de la taquilla nipona) entre las que Planeta decide ahora poner el foco en su decimotercera entrega (de las veinticuatro que han desfilado ya por la cartelera), un filme de 2009 que llegó a Cataluña (donde sí que ha habido doblaje de manera continuada de su anime), pero que permanecía inédito para el resto de los españoles (aunque se pueden seleccionar los subtítulos en castellano en el DVD de la película). Una película que, además, significaría la irrupción de los ‘hombres de negro’ (la organización que convirtió a Sinichi Kudo en el crío que protagoniza este manga) en la gran pantalla.

 

Detective Conan: El Perseguidor Azabache

Detective Conan: El Perseguidor Azabache

 

Detective Conan: El Perseguidor Azabache es otro caso más del joven detective y, de hecho, no es tan siquiera uno de los más llamativos. Lo que resulta más interesante es la subtrama con la antes citada organización y la evidente escalada en complejidad en torno a la vida del protagonista que percibimos quienes hemos estado algo más desconectados de sus aventuras más recientes. Por lo demás, se trata de una adaptación correcta del filme a la viñeta que no aporta nada nuevo salvo el formato y que pierde bastante fluidez cuando trata de reproducir las escenas de acción. Un cómic, por tanto, para coleccionistas y para aquellos que quieran acercarse por vez primera a las aventuras de este detective.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *