Sifu

Sifu: Kung-fu para todos

¿Qué decir de Sifu a estas alturas? Una de las grandes revelaciones de este 2022, que llegó sin hacer demasiado ruido pero que pronto conquistó a la comunidad gamer ()más de un millón de copias vendidas en PlayStation y PC) gracias a una atractiva propuesta jugable que combinaba exigencia y originalidad. Un reto no al alcance de todos, pero tremendamente satisfactorio para todos aquellos que supieran ser constantes. Con el favor del público pronto llegó el port de Nintendo Switch que tenemos ahora entre manos y multitud de nominaciones en algunos de los premios más importantes del sector.

 

Sifu

 

En un año con propuestas muy clásicas como TMNT: Shredder’s Revenge o River City Girls 1+2, Sifu -desarrollado por Sloclap- ha sabido encontrar su nicho y erigirse como uno de los Beat ‘em up más potentes de los últimos tiempos. Ya no solo por una apuesta estética en 3D con unos modelados que parecen sacos de un anime -ideal para la inmersión en sus elementos fantásticos-, sino porque incorpora elementos roguelike para afianzar una experiencia basada en el aprendizaje del jugador. Difícil como pocos, Sifu premia la adaptación y mejora, convirtiendo las runs finales en una coreografía digna de los mejores títulos de Bruce Lee.

 

En este sentido, la puerta de entrada puede ser frustrante para los jugadores menos duchos o pacientes, pues hasta que no se empiezan a dominar sus combos y mecánicas, Sifu es muy hostil. Y he aquí el principal dilema de una de las actualizaciones que vienen ya de base en la edición de Nintendo Switch: la elección del nivel de dificultad. Siendo «discípulo» el modo original del juego, «estudiante» (o fácil) se siente terriblemente sencillo, coqueteando en exceso con la denostada táctica machacabotones. En este nivel de dificultad Sifu pierde parte importante de su encanto, puesto que la sensación de progresión desaparece, siendo lo más normal llegar al último nivel sin haber memorizado un solo combo.

 

Sifu

 

Es importante señalar esto porque el argumento no es precisamente uno de los puntos fuertes del juego. Una trama de venganza y perdón muy genérica, solo aderezada por el toque mágico que le da la pulsera responsable de la interesantísima mecánica de muerte y envejecimiento que vehicula el paso de niveles. Sin historia y sin dificultad, Sifu en su nivel más sencillo es recomendable solo para testear y familiarizarse con sus opciones. Más allá de eso es desaprovechar con descaro el potencial e intenciones de la propuesta.

 

¿Y cómo se siente en Switch? Dejando a un lado el evidente downgrade obligado por la menor capacidad técnica de la consola, jugar en portátil es una auténtica gozada… casi siempre. En general, la versión de Nintendo rinde bien, pero hay algunos tirones que pueden resultar dramáticos si nos pillan en medio de una pelea (tanto en dock como en portátil). Estas caídas no son abundantes -pero tampoco anecdóticas-, por lo que sería exagerado descartar esta versión por dicho motivo. Más aún cuando no hemos notado más problermas. Sí que resulta molesto -esto ya es percpeción absolutamente personal- que la cámara esté tan pegada a la espalda de nuestro protagonista, dificultando la visión del espacio en el nos movemos (indispensable tratándose de un juego «pasillero» y en el que varios enemigos nos pueden atacar a la vez). Y es algo que no se puede corregir porque no hay opción de modificar la distancia de la cámara.

 

Al margen de eso, Sifu luce músculo en Nintendo. Igual que lucía en PC y PlayStation. Un port cuidado para un juego que si bien no es para todos los públicos, es toda una experiencia que merece ser tenida en cuenta.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados