Super 8

Super 8: De vuelta a los 80

En un momento de la industria en que, ante la falta de interés por apostar claramente por el cine independiente, la única tabla de salvación parece ser acudir a revisiones, secuelas y adaptaciones de cómics, J.J. Abrams y Spielberg han optado por mirar al pasado y recuperar el espíritu más familiar y ochentero del Rey Midas de Hollywood.

 

Haciendo las veces de productor de su alumno más aventajado, Spielberg ha tirado de archivo para intentar evocar las sensaciones que produjeron en muchos espectadores títulos como Los Goonies, Encuentros en la tercera fase o E.T. en un ejercicio cinematográfico que es un explícito homenaje a aquel modo de hacer cine familiar.

 

Super 8

 

Un film 100% deudor del cine de aventuras protagonizado por niños. En este caso se trata de un grupo de «jóvenes cineastas» que quieren grabar una película para participar en un concurso, pero se ven envueltos en un misterio mucho más grande del que pueden imaginar «porque la realidad siempre supera a la ficción». Super 8, se mire por donde se mire, está cargada de nostalgia y es de agradecer que no se esconda. Incluso en la música de John Williams… de Michael Giacchino, perdón, está presente.

 

Super 8 es un relato sobre la amistad, el primer amor, el final de la infancia, el perdón… es un título cargado de emoción que rinde tributo, como hemos comentado, a una visión del cine comercial que se ha perdido. Que la película esté ambientada en 1979 no es nada casual.

 

Pero claro, Abrams ha demostrado con el paso del tiempo y de los proyectos, que es un hombre al que le faltan medidas. En Perdidos nos vendió la moto con que la isla no era más que un macguffin y que era lo de menos y nos dejó sin explicación, en Misión Imposible 3 nos volvió locos con la famosa pata de conejo… aquí pasa más de lo mismo.

 

Cuesta entender porque cuando más interés empieza a despertar la trama «infantil», se desvía para contarnos como están viviendo los acontecimientos los padres de los chicos y los militares. La película tiende a poner el foco en los adultos y en la trama fantástica a costa del desarrollo de la historia de los niños pero sin aportar nada relevante. Un tijeretazo a las escenas de los mayores (o supresión en algún caso) en favor de los críos habría dado lugar a un resultado más completo. Sobre todo porque este hecho repercute en que alguno de los miembros de este grupo de amigos quede muy desdibujado.

 

Super 8

 

Si no, no hay más que recordar algunos de los ejemplos ya mencionados como Los Goonies, E.T. o Una pandilla alucinante. Estaban contadas, casi en su totalidad, desde el punto de vista de los menores y con unos personajes muy diferenciados y reconocibles.

 

Si a esto sumamos que el cineasta no puede evitar que las reminiscencias de Monstruoso y que su final es muy precipitado (¿escenas eliminadas?) [SPOILER] además de que estamos pendiente de todo menos de lo aparentemente importante: el despegue de la nave [FIN SPOILER], el resultado no es tan satisfactorio como cabría esperar, dejando un regusto bastante agridulce y con ganas de revisionar esos clásicos ochenteros.

 

De lo que no hay duda, sin embargo, es del buen hacer de Abrams para transmitir la fuerza de las escenas de acción y meternos de lleno en ellas. La escena del accidente de tren logra que nos agarremos a las butacas como hiciera, por ejemplo, en la escena inicial de Star Trek.

 

Y, como no, el espléndido plantel de niños actores. Elle Fanning (la hermana pequeña de Dakota) demuestra que el arte de la interpretación viene en la sangre y nadie diría que este es el primer papel de Joel Courtney. La inocencia y verdad de los niños rebasan la pantalla.

 

En definitiva, Super 8 es un título muy digerible, para disfrutar y redescubrir esa magia del cine como puro entretenimiento (y sin necesidad de 3D). Eso sí, para los más exigentes, promete más de lo que ofrece.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados