Joss Whedon

De la estaca al martillo. Un viaje por los universos de Joss Whedon: Primer contacto

De la estaca al martilloEn su vertiente divulgativa de la cultura popular, Diábolo Ediciones ha decidido publicar un monográfico acerca de la figura de Joss Whedon, creador de, entre otras, Buffy cazavampiros y precursor de la sobreexplotación del género superheroico gracias al exitazo de sus Vengadores hace ya un par de años. Un tomo sin un título claro ¿De la estaca al martillo? ¿Un viaje por los universos de Joss Whedon? ¿De Buffy a Los Vengadores? que sirve como primera toma de contacto para todo aquel que no tenga mucha idea de quién es el guionista y director.

 

El libro, «coordinado» por Pedro J. García e Irene Raya, es ante todo un repaso bastante superficial en torno a las obras del autor, desde su primer hit, Buffy, a sus últimas incursiones en un cine de carácter más independiente. Por ello, quienes ya estén versados en la vida y obra de Whedon y busquen profundizar en su conocimiento, pueden ahorrarse esta lectura. Se trata, como decía, de una obra especialmente pensada para aquellos que quieran iniciarse en la filmografía del autor, con un repaso en orden cronológico desde Buffy (la serie) hasta In your eyes, cinta que guionizó en 2014, pasando por proyectos tan atrevidos como Dr. Horrible o su etapa al frente de Astonishing X-Men en Marvel.

 

El problema que se encuentra uno al entrar en la lectura de este volumen tiene una doble vertiente: por un lado no hay un criterio claro, llegando a mostrarnos opiniones enfrentadas sobre un mismo asunto; y por otro, en muchos de los capítulos falta una labor investigativa que aporte información relevante sobre las distintas obras, aunque solo sean a modo de curiosidades. Vayamos por partes.

 

Los capítulos, cada uno escrito por un autor diferente (algunos repiten), están escritos de forma independiente, no hay una excesiva labor de edición para aunar ideas para evitar así la contradicción de ideas. Se trata de un libro de carácter investigador y divulgativo, no de opinión. Por ello, que la tesis defendida en un capítulo sea rechazada en el siguiente no tiene mucho sentido.

 

Joss Whedon

 

El ejemplo concreto (y más flagrante) es el del carácter feminista de Joss Whedon como creador. Echo (protagonista de Dollhouse), Buffy o las mutantes Emma Frost y Kitty Pryde dan buena muestra de su interés por crear personajes femeninos carismáticos y que rompan con los esquemas establecidos. Cuando llegamos al capítulo dedicado a la serie Firefly, la autora defiende esta tesis y pone ejemplos de la propia ficción para dejar constancia del interés de Whedon por las féminas. Pero en el siguiente capítulo, el referente a Serenity (película surgida a raiz de la cancelación de Firefly y que continúa la historia), el escritor echa por tierra lo dicho anteriormente y argumenta no solo que Whedon no es un autor feminista, sino que perpetúa ciertos roles ya «anticuados» para la sociedad actual, con comportamientos que solo buscan la aprobación del hombre y su amor. Que cada uno piense lo que quiera.

 

El segundo de los aspectos la deficiencia viene definida por el contenido de los diferentes capítulos. Si, por ejemplo, los dedicados a La cabaña en el bosque o Dollhouse tienen una intención clara de profundizar en la obra y, sobre todo en el segundo caso, de explicar el contexto en el que surgió (y finalizó), aportando bastante información, otros como el dedicado a su etapa como guionista de cómic queda como una mera curiosidad, como un trabajo «menor», demostrando o bien poco interés o poco conocimiento sobre el tema. Otros como el de Ángel básicamente se limita a explciar el argumento de la serie. O el referido a la webserie Dr. Horrible, en el que se olvidan del producto en sí y abordan asuntos tangenciales. No se percibe en ningún momento, como vengo repitiendo desde el inicio del artículo, una intención de crear un discurso unitario ni un enfoque claro que explore la obra de Joss Whedon. La impresión que deja la lectura es que los autores se han ido repartiendo los temas y cada uno ha escrito lo que ha querido y como ha querido. Luego los han juntado todos y directo a la imprenta.

 

Scarlett Johansson

 

Y es una lástima porque, sirviendo como primera toma de contacto, no ha sabido explotar su potencial (tocan a pies juntillas asuntos tan interesantes como sus intentos por sacar adelante un film sobre Wonder Woman o aquella primera experiencia con Buffy en forma dl fim) y se ha quedado corto, en la superficie, en el desarrollo de ciertas ideas y temas planteados en algunos capítulos. Quizás la próxima vez.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados