¿Drácula, Dracul, Vlad? ¡Bah...!

¿Drácula, Dracul, Vlad? ¡Bah…!: Íntimo Breccia

¿Drácula, Dracul, Vlad? ¡Bah...!ECC Ediciones sigue adelante con su estimable labor de recuperación y publicación de la obra de Alberto Breccia. Un ejercicio enfocado a reivindicar y dar visibilidad a una de las figuras más importantes de la historieta argentina (aunque nacido en Uruguay desarrolló su carrera en Argentina).

 

Político y crítico como pocos, Breccia siempre fue punzante y combativo en su discurso, ya fuera contra los autoritarismos político-militares que maltraron Amérca latina durante parte del siglo XX o el cómplice imperialismo económico norteamericano y su visión irreal de la sociedad. Lo vimos ya en el recopilatorio Había otra vez… El lado oscuro de los cuentos infantiles, y lo vemos ahora en ¿Drácula, Dracul, Vlad? ¡Bah…!

 

A través de una representación de la figura del personaje creado por Bram Stoker, Breccia habla de la realidad política que vivió, pero también de sí mismo. Aprovecha la poderosa carga metafórica de Drácula para entablar una conversación con su público, presentándose ante ellos, desnudando sus miedos y pesares, pero también sus deseos e incluso sus influencias. Y lo hace a golpe de imagen, a través de historias mudas, de forma que su discurso tiene un carácter más simbólico y más emocional. No existe el filtro de la palabra.

 

El volumen se mueve entre el humor y el drama, siendo dos las historias que más resuenan una vez finalizada la lectura. Una es Un tierno y desolado corazón (tercer capítulo), que aborda la pena de perder el amor y el deseo de salvarlo. Relato muy íntimo y que alude a su propia experiencia, pues perdió a su primera esposa a causa de una enfermedad.

 

¿Drácula, Dracul, Vlad? ¡Bah...!

 

Por su parte, el cuarto capítulo, titulado Fui leyenda, es el más trágico de todos; tomando como referencia la dictadura argentina (aunque extrapolable a cualquier otra) nos recuerda que por muy malvada o terrorífica que pueda ser una leyenda (en este caso la de Drácula), las atrocidades de las que somos capaces movidos por el odio al otro y falsas ideologías no tienen parangón. La irracionalidad humana sí que es terrorífica.

 

El libro se compone de cinco historietas: La última noche de carnaval, Latrans canis non admordet, las dos ya citadas y ¿Poe?, ¡Puaf!; una introducción de Álvaro Pons que contextualiza la obra; y un extenso cuaderno de bocetos en el que se puede apreciar el trabajo de los cinco relatos incluidos en el volumen.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados