Juan José Ballesta: «Mi sueño es llegar a conseguir un Oscar»

Ha sido un retorno espectacular. Juan José Ballesta, del que llevábamos tiempo sin saber, ha vuelto por la puerta grande y en tono aventurero. En la pequeña pantalla triunfa en el prime time con la serie Hispania. En cines tiene dos películas en cartel, ambas basadas en hechos reales: Entre lobos, la historia de un chico criado por unos lobos; y la que nos ocupa, Bruc: El desafío. En esta, Ballesta interpreta a Joan, un carbonero que con un tambor hizo temblar, por primera vez, al todopoderoso ejército napoleónico.

 

Juanjo BallestaPregunta: Ha sido un rodaje difícil, ¿no?
Respuesta:
Lo más difícil del rodaje ha sido físico. Correr, pelear, luchar… Llegar a las seis de la mañana, cambiarte, a las siete empezar a rodar. De siete a siete, sin parar de correr, luchar, de echar el hígado por la boca, tío. Decir que «no llego al final del día, no llego«. Eso ha sido lo más duro, y luego hemos tenido preparación pues de coreografía, de espadas, manejo de armas, el catalán… Estuve dos meses aquí en Madrid aprendiendo con un coach y luego allí en Barna perfeccionando y ya matizando las r estás raras y las vocales tónicas y poco más.

P: ¿Habrá sido divertido al menos?
R: Sí, sí, claro todo esto siempre con diversión. Yo todo lo que hago es divertido porque me lo paso bien haciéndolo y si estoy de buen rollo y de risas…

P: ¿En qué ha consistido el entrenamiento?
R: Entrenamiento con los especialistas, hacer saltos, de descender, de caídas para los vértigos, para los miedos, coreografía de espadas para tener bien claros los golpes, de ensayar una y otra y otra… de cincuenta golpes, de cuarenta golpes, para tener coreografías variadas para luego a la hora de rodar: «Coreografía uno«, «la dos«, «la tres«. Es una coreografía larga y la partes en cachos. Y cada cacho para ir tirando para tomas, lo que te haga falta.

P: ¿Haces tú las escenas de acción o son con dobles?
R: Con dobles, o sea, la mitad de las veces soy yo. Por el árbol que salto y caigo, el salto es mío, la caída del árbol es del especialista porque ellos pueden bajar dando golpes en las ramas. ¿Pero si se me clava una rama en el ojo?, ¿o si me hago una raja, una heridita o un raspón? Ya no hemos perdido el racord. Los especialistas siempre tienen que estar y no quiero quitarle el trabajo a ninguno, pero donde se vea la cara del actor saltando no se va a ver la cara de un tío de espaldas.

Titular

P: ¿Para preparar la película tuviste algún tipo de referentes tipo Acorralado, Centurión, Apocalypto…?
R: No, yo siempre me fijo en muchas pelis, pero no tengo un referente. No veo la peli de Centurión y hago lo mismo que tío ese. Yo veo, veo, veo y luego me creo un personaje en torno a todo lo que he visto, pero no me fijo en nadie. Mi interpretación es mía y si la cago la cago yo, no la voy a cagar y decir: «No es que me he fijado en este«.

P: Joan es un chico que de repente se convierte en un héroe.
R: Al personaje no le queda otra, es como un conejillo indefenso al que le persiguen. ¿Qué hace? Correr, correr y si puede, morder y defenderse. El personaje ve de repente que de un día para otro es un héroe. Él no quiere ser un héroe y no le hace mucha gracia a Napoleón que haya derrotado a las tropas con el sonido del tambor y le manda a sus cinco mejores hombres a que le corten la cabeza. El chaval llega a su casa y se encuentra a su familia muerta y no le queda otra que ser un héroe porque se lo dan todo así. ¿Qué hace, dónde se va si ya le han matado a la familia?, pues tendrá que huir, defenderse…

P: ¿Cómo ha sido eso de tener que rodar una toma en catalán y luego en castellano?
R: Mola. Te desencaja un poquito porque se te juntan los idiomas, se te hace un pastel de castellano y catalán todo junto. Hay escenas que hablaba la mitad en castellano y la mitad en catalán y me decían: «¿Qué haces, tronco?, estamos en castellano«. Y yo decía: «Perdona, tío, corta, perdona, venga que la hago a la primera, perdonad«. Y es que se me iba y a lo mejor estaba hablando en castellano y de repente se me iba el catalán.

Juanjo Ballesta y Santi MillánP: Al rodar y repetir una escena en dos idiomas distintos, ¿crees que el resultado puede ser distinto en una y otra?
R:
Es el mismo. Porque yo tengo un coach ahí con los cascos puestos y una petaca que está escuchando todos mis textos y en cuanto meto la gamba corta la toma y volvemos a empezar. Y la tienes fresca porque vienes de hacerla en castellano y sobre el mismo eje. «Corten. Buena. Ahora en catalán«. Y lo mismo, sólo que con otro idioma. Tienes que estar pendiente del idioma, tenerlo bien claro y bien fresco y por lo demás ya está. Como no tengas claro el idioma y tengas que estar pensando es como pensar en los textos, ya te ha salido la escena. Ya no estás ahí actuando, estás pensando en el catalán y se nota eso.

P: ¿Cómo crees que va a ser acogida la película fuera de España?
R: Espero que la acojan bien en todos los lados, porque va para a fuera a no sé cuántos países. Esperemos que nos vaya bien a los españoles por una vez, que siempre los americanos se lo llevan todo.

P: Bueno, últimamente se está haciendo mucho cine diferente en España.
R: Sí, pero la crisis afecta mucho. No son buenos proyectos, no hacen las cosas como querrían hacerlas. Hay que rebajar siempre un montón de cosas, bajar presupuestos, quitar de aquí, quitar de allí…

P: ¿Por eso no se hace tanta acción en España?
R: Eso es. Porque vale mucho dinero y es muy arriesgada y en el extranjero como tienen pasta para aburrir y tiran el dinero y aquí hay que andar con lupa. No es lo mismo rodar con veinte espadas que rodar con dos espadas los veinte tíos. Tienes que esperar a que ruedes tú para que rueden los otros, no puedes ni estar de fondo pegando con la espada si no tenemos presupuesto, siempre hay que recortar en todo.

P: ¿Cómo ves la moda por lo español que hay en Hollywood y los nuevos directores que se van fuera o traen actores extranjeros para hacer productos más internacionales?
R: A mí no me lo preguntes, yo no lo sé, yo cuando pueda me voy.

P: ¿Te gustaría dar el salto a Hollywood?
R: Sí. Saltar el charco y darle caña allí. Es mi sueño llegar a conseguir un Oscar y representar a España, si pudiera.

P: ¿Y cómo vas con el inglés?
R: Con el inglés bien, bueno, lo llevo… chapurreo, hablo mejor catalán, con eso te lo digo todo. Pero cuando aprenda y me sepa bien el inglés me tiraré al toro.

 

Fotos: ANDREA MARTÍNEZ

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados