Snotgirl

Snotgirl #1: Tanteando el terreno

SnotgirlHablar de Bryan Lee O’Malley es hablar de Scott Pilgrim. Como si se tratase de un One-hit wonder, el resto de trabajos de O’Malley han quedado siempre ensombrecidos por el éxito de la obra que llevara Edgard Wright a la gran pantalla. Peluches, juegos de cartas, figuras de colección, videojuegos… el fenómeno en torno a las aventuras de Scott Pilgrim ha llevado a que Seconds o Lost at Sea no tengan el reconocimiento que merecerían por parte del público. Algo similiar puede terminar pasándole con el tiempo a Snotgirl (nuevo trabajo del autor cuyo primer volumen publica Norma Editorial), que además de luchas contra las expectativas debe superar la sorpresa inicial de no tener a O’Malley como dibujante, sino a Leslie Hung.

 

Con el canadiense ejerciendo solo de guionista (e ilustrando algunas portadas alternativas) nos enfrentamos a una obra que posa su mirada sobre la generación millennial y el mundo influencer, donde la felicidad se mide a golpe de likes. En estas conocemos a Lottie Person, una reputada fashion blogger de Los Ángeles y todo el drama que envuelve su vida. Desde su descontrolada alergia (de ahí el título del cómic), a una ruptura reciente que no encaja especialmente bien, problemas varios de confianza o las envidias propias de un mundillo en el que las buenas apariencias son lo más importante. Ello siguiendo el tono costumbrista que define al autor, aunque con un interesante punto de thriller que asoma de cuando en cuando.

 

El planteamiento es interesante y el entorno en el que se mueve la protagonista tiene un notable potencial. Entonces, ¿cuál es el problema? Que no parece encontrar un tono en el que la historia se sienta cómoda, y tampoco queda muy claro (después de los cinco primeros capítulos incluidos en el volumen) cuál es el rumbo que persigue. La sensación que se nos transmite es la de que O’Malley está tanteando el terreno, se dedica a escribir sobre la vida de Lottie con la esperanza de dar con algo, cualquier cosa. A pesar de ello, Snotgirl propone algunos conceptos e ideas muy atractivos, empezando por esos descargos de thriller cierta vidilla al día a día de Lottie, así como personajes como «Tía Guay», que se alejan de las caras conocidas con las que se suele relacionar. Es decir, cuando O’Malley apuesta por sacar a su protagonista de su zona de confort y deja de compadecerla su historia se vuelve muy interesante.

 

Snotgirl

 

Con los ritmos a los que va el mercado editorial actual es complicado darle una oportunidad a series que arrancan de forma dubitativa, pero estando las bases ahí, teniendo presente los anteriores trabajos de Bryan Lee O’Malley, Lottie Person se merece un voto de confianza. Aunque solo sea por los likes.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *