Stories Untold

Stories Untold: Terror sin moverte de la habitación

El género del terror pide a gritos que se empiecen a construir historias o videojuegos que traigan sangre fresca, que dejemos ya de lado el rollo de los zombis o los juegos que juegan en todo momento con los jumpscares. Por eso, aunque juega en muchos momentos con esto último, juegos como Alien: Isolation demostraron que la atmósfera y el no saber qué va a pasar pueden convertir cada esquina en un infarto. Por eso creo que Stories Untold es un gran paso para muchos. Es un paso para contar historias de terror lejos de los jumpscares, para contar historias llenas de complejidades y poder atraer al público que el terror visceral no es lo suyo. Y es que lo que han hecho desde No Code y Devolver Digital, un juego que parece ambientarse en Stranger Things pero que va completamente por libre y se acerca más a Black Mirror. Jon McKellan, director del juego, ha sabido coger historias que se han visto en más de una ocasión y contar cuatro de ellas de una manera que mezcla el terror y el misterio.

 

Stories Untold

 

Stories Untold se caracteriza por ser un juego de estar frente a un ordenador haciendo cosas. Literal. Pero cada cosa que haces tiene un sentido dentro de la historia y eso se ve perfectamente en la primera historia y que hace que todo tenga sentido en las siguientes historias. En la primera estamos delante de un ordenador manejando a un hombre que ha vuelto a la casa de su infancia para recoger unas cosas. La historia fluye como un ejercicio de nostalgia de la familia y cuando piensas que todo va tranquilo… la cosa cambia por completo. Sin entrar en los detalles de la historia, el juego básicamente se juega de una forma: Decidiendo que hacer utilizando unos comandos y haciendo que el personaje vaya. Pero la gracia es que no ves al personaje, simplemente en el ordenador se va escribiendo la historia y tu la vas imaginando en la cabeza. No sé si recordáis El secreto de Monkey’s Island, pues algo parecido, pero sin ver al personaje moverse. A través de esas escrituras que se va narrando la historia, se va creando la atmósfera y se va viniendo el terror en forma de sonido. Y creedme cuando digo que más de un susto, si jugáis con cascos, os vais a llevar.

 

Stories Untold

 

Y es que lo bueno del juego que el terror que crea, o la tensión de este, no viene dado por que un monstruo aparezca y nos dé un susto, sino que a medida que vamos indagando en lo que nos propone el juego, en la historia, el terror y el miedo se van apoderando de nosotros. Sentimos cada botón del teclado donde se escribe como una pequeña punzada y cada golpe de sonido en algo que puede ponernos los pelos de punta. Es un juego que sabe perfectamente cómo crear la atmósfera del terror, como crear esa tensión a raíz de poco más que un ordenador y eso, hoy en día, es muy complicado. Las compañías buscan más ser efectistas que efectivas, ser más grandes que su competencia que darle al jugador un juego que enganche por su historia. Es un pena que el sector muchas veces se reduzca a esto, pero aún queda esperanza de compañías que luchan por seguir dando al jugador juegos donde demostrar que aún se puede innovar y contar algo diferente.

 

En definitiva, Stories Untold es un juego que recomiendo completamente si lo que buscas es un juego de historia, de crear la tensión de las maneras que menos te imaginas y de construir poco a poco una historia dentro del propio juego. Al final cada capítulo tiene un final, pero las oportunidad que da de investigación y de ir descubriendo cosas es enorme. Quizás jugarlo con mando es un poco complicado, pero si cogéis rápido las mecánicas, no habrá problemas y disfrutaréis de un juego diferente y único. No lo dejéis pasar.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *