Sin compromiso: No quiero una relación seria ¿o sí?

Lo primero que diré de Sin compromiso es que no es una película en la que valga la pena gastar dinero yendo al cine a verla. Lo segundo, que no tengo claro si realmente merece la pena invertir tiempo en casa viéndola.

Seguramente pensáis que acabo de pasarme criticándola negativamente, pero es que la comedia romántica es uno de mis géneros cinematográficos favoritos y si no he salido del cine pensando: «¡Cómo mola la peli!» (dentro de lo que puedes pedir y esperar de los films de este género) por algo será. Y mira que me encanta Natalie Portman y no me canso de ver a Ashton Kutcher (aunque no sea ni mucho menos un actorazo), pero aun así nada.

Titular

¿Se puede mantener una relación meramente de atracción física entre dos personas, sin que medie entre ellos cualquier clase de sentimiento afectivo? Es una pregunta cuya respuesta puede dar para mucho, y más si esas dos personas tienen una relación de amistad previa.

Bajo esta premisa se nos presenta a Emma (Natalie Portman) y Adam (Aston Kutcher), quienes realmente no son más que viejos conocidos de clase, aunque en la página web del film se los describa como amigos de toda la vida en la película esto no es para nada así. Un error bajo mi punto de vista, ya que si existiera una amistad consolidada entre ambos se podría haber sacado mayor jugo a la cinta.

Titular

Podríamos hablar de originalidad si tenemos en cuenta que esta vez quien sueña con encontrar su media naranja y mantener una relación seria es él en vez de ella. Pero se quedan sin despejar de forma clara dudas sobre por qué Emma no quiere realmente ataduras, ya que en el fondo ella también quiere encontrar a ese alguien especial (pese a que ella misma diga que lo que no quiere es discutir ni sufrir por enamorarse) y se obvian más problemas y soluciones posibles a este tipo de relación «amigos con derecho a roce».

Así que si lo que estás buscando es entretenerte, es cierto que durante la casi hora y cincuenta minutos de duración te echas más de una risa; pero esto no quita que la película se quede en un aprobado como nota máxima y te deje cierto vacío si buscabas algo más y mejor que la presencia física de sus dos protagonistas principales en pantalla.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados