Mutafukaz #1: Dark Meat City

Mutafukaz #1. Dark Meat City: Inesperado regalo

Mutafukaz #1: Dark Meat City«Esta ciudad me pone enfermo. Hace honor a su condenado nombre de puta madre«

 

Hace ahora dos años llegó a nuestros cines y al mercado digital Mutafukaz. Su animación me atrajo desde el primer momento y su visionado me volvió loco: no sólo era apabullante en lo visual, sino que me encantaron sus personajes, su suciedad, sus giros, su velocidad… Asistí a su hora y media de metraje hipnotizado y me quedé con muchas ganas de hincarle el diente a los cómics en los que habían nacido los personajes de la loquísima historia que distribuyó en España Mediatres y que actualmente se puede disfrutar en plataformas como Filmin o Prime Video. Pues bien, ha tenido que ser Dibbuks la editorial que se atreva a traer a nuestro país la colección de cómics que comenzara a publicarse en Francia allá por 2006.

 

El primer volumen de Mutafukaz nos lleva a Dark Meat City, una ciudad superpoblada que ha nacido de la destrucción de San Francisco y Los Ángeles por culpa de un inmenso terremoto (el Big One). Situada cerca de la frontera, con unos índices de pobreza que se salen de la escala y convertida en una suerte de oveja negra para los Estados Unidos, la ciudad vive a merced de sus centenares de violentas bandas de diversas nacionalidades y sus ciudadanos se esfuerzan por sobrevivir al caos del día a día sin recibir ninguna bala perdida. En este escenario conocemos a Angelino y a Vinz, dos amigos y compañeros de piso que hacen lo necesario para llegar al día siguiente en este caos de ciudad… hasta que el primero de ellos tiene un aparatoso accidente que le cambia la vida para siempre.

 

«No tengo muy claro que aquí estemos más seguros que en Ríos Rosas«

 

Tras la lectura de este primer tomo me doy cuenta de lo extraordinariamente fiel que es el filme de 2017. Prácticamente todas las escenas y diálogos están calcados y sólo auténticas idas de pinza (como ese anuncio sobre las cucarachas o algunas de las peleas de lucha libre que se nos ofrecen con pelos y señales) son omitidas en el filme. Y me da la sensación que esto se hace simplemente para redondear la duración del resultado. Mutafukaz #1: Dark Meat City es tan frenética como lo sería más tarde su adaptación a la gran pantalla y se lee a tal velocidad que para cuando llega el final nos encontramos pasando páginas frustrados, a la espera de encontrarle una continuación al relato que no llegará hasta que Dibbuks publique el segundo volumen de la historia.

 

Mutafukaz #1: Dark Meat City

Mutafukaz #1: Dark Meat City

 

Y os preguntaréis: si tan similares son el filme y el cómic, ¿para qué narices dejarme casi veinte euros en este álbum? Pues muy sencillo: porque la galería de extras que recopila Dibbuks es sencillamente fabulosa. Bocetos, chistes, fotografías, explicaciones… Los extras de este cómic son casi un capítulo más dentro de la trama de Mutafukaz y se me antojan como unos de los más completos y bien adaptados de los que nos solemos encontrar en las grandes editoriales (que con colocarnos una página de guión y un par de portadas alternativas suelen tener suficiente). Con Mutafukaz, sólo las primeras cinco páginas del tomo ya han amortizado todo el valor de su compra. Un inesperado regalo cuando ya no me esperaba volver a disfrutar de esta deliciosa locura.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados