Alex de la Iglesia continúa como presidente de la Academia

El cineasta ocupará el cargo hasta la celebración de elecciones en un plazo máximo de tres meses. «Presidiré la gala de los Goya 2011 y un poco más porque hay que esperar hasta que haya elecciones«. Estas fueron las primeras palabras de Álex de la Iglesia a los medios de comunicación, ante los que el presidente de la institución compareció arropado por los miembros de la Junta Directiva de la Academia.

De la Iglesia se reunió este jueves con la cúpula directiva de la institución, formado por 28 vocales, con los que valoró su situación y aclaró su inmediato futuro. El director y guionista continuará con el trabajo para el que fue elegido en junio de 2009 y convocará elecciones para cubrir los puestos de la nueva terna presidencial en un plazo no superior a los tres meses, tiempo en el que se celebrará una asamblea general en la que se presentarán las candidaturas y se votarán.

Alex de la Iglesia en la lectura de las nominadas a los Goya 2011

El director y guionista dijo que se había sentido «muy bien acogido y querido por todos» y reiteró que era una decisión personal el dejar la Academia. «Mi renuncia es firme, pero no quiero que la gala de los Goya dejen de ser lo que son. Una cosa es lo que yo pienso de la ley y otra es que, como presidente, tengo que ser neutral. No puedo imponer mi opinión a los demás«. El autor de Balada triste de trompeta, que aseguró que «nadie es imprescindible, es bueno dimitir. Cuanto más refresquemos el espectáculo mejor«, indicó que no había hablado con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, pero «desde aquí le invito a que venga a la gala y disfrute de la fiesta del cine«.

Aunque su estado de ánimo es «bueno«, reconoció que estaba «sufriendo mucho» con su marcha. «Soy bastante impulsivo y digo lo que pienso, pero como presidente debería haber sido más discreto. No me arrepiento de expresar mi opinión, pero si de haberlo hecho como presidente de la Academia«. A la pregunta de qué le había quedado por hacer en la institución, contestó que «saber estar callado«.

Su deseo es celebrar el 25 aniversario de los Goya con una fiesta «simpática, glamourosa y divertida«, ceremonia a la que acudirá como presidente de la Academia, donde he pasado los dos años «más felices de mi vida. He conocido a gente maravillosa y he aprendido a escuchar«.

Fuente: Academia de cine

Foto: ROBERTO GARCÍA

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados