Crimson Grimoire

Crimson Grimoire #1: El mundo tras la cortina

Crimson Grimoire (El Grimorio Carmesí)Panini Cómics (dentro de su línea manga) nos trae una nueva serie de acción que toma por título Crimson Grimoire (El Grimorio Carmesí) y que supone la entrada en el mercado español de su autor, Fuwa Daisuke (aunque firma bajo el pseudónimo A-10). Enmarcada dentro del shonen (aunque lindando con el seinen dado el carácter violento y explícito de algunas secuencias), la obra de A-10 juega con los elementos arquetípicos del subgénero de las magical girls, dándoles un recorrido más oscuro de lo que suele ser habitual.

 

«Borra la última página y pensaré si quiero ayudarte«

 

Esta primera entrega (de cuatro) nos presenta a Wakaba Ômugi, una estudiante de secundaria que a la muerte de su bisabuela hereda su mansión y todos los secretos que en ella se esconden. Armada con una pluma mágica y un cuaderno que hará las veces de grimorio, Wakaba se ve convertida de un día para otro en una hechicera, además de tener la «custodia» de una bestia que se hace llamar Caperucita Roja (que es el personaje que protagoniza la portada del primer número). A regañadientes juntas deben formar equipo y hacer frente a un mundo lleno de peligros hasta el momento desconocidos para ambas.

 

Sobre este planteamiento pivota la obra, que en su primer tomo ya expande bastante el universo en el que se mueven sus personajes. No se limita a ser una mera presentación de los mismos, sino que ya se atreve a desarrollar los conceptos sobre los que presumiblemente se va a mover en todo momento. El primer capítulo puede suponer un escollo, pues al autor le cuesta expresarse con claridad. Busca sorprender, pero se muestra excesivamente críptico y caótico. Es algo de lo que pronto se da cuenta, pues el segundo capítulo lo dedica a presentar las bases de la historia y exponer los elementos más importantes de la misma para, de ahí en adelante, ya sí, desarrollar el argumento.

 

Crimson Grimoire

 

A-10 juega con la idea de que la magia fue un elemento determinante para combatir al Eje durante la Segunda Guerra Mundial y que aquellos hechiceros que precedieron a Wakaba llevan generaciones defendiendo al mundo de males de toda índole. El mangaka nos ofrece un relato en los que su protagonista descubre la verdad que hay detrás de la cortina y que ha de aprender a ver el mundo con otros ojos. Imaginad productos fílmicos como El bibliotecario (o su secuela en forma de serie The Librarians) o el cómic El Asco de Grant Morrison y os podréis hacer una idea del tipo de escenario que plantea Crimson Grimoire. Las referencias citadas, lejos de ser arbitrarias, demuestran que un escenario «poco original» puede dar lugar a un gran abanico de opciones. De momento, la propuesta de A-10 convence y promete ir a más en el siguiente tomo con una apuesta -muy actual- en los límites del shonen (en la línea de obras como Chainsaw Man, que hace lo propio con mucho éxito).

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados