Overlord #5

Overlord #5: Si no tienes enemigos, te los creas

Overlord #5Dime que es un farol…

 

Overlord es una de esas series que claramente va de menos a más. Su inicio y su planteamiento me parecieron, como mínimo, arriesgados. Pero ha sabido compensar lo todopoderoso de su personaje principal repartiendo el protagonismo entre una miríada de secundarios que sirven para entender mejor el mundo en el que ha caído lord Ainz y alrededor de cuyas historias se desarrolla el argumento principal de este manga publicado por ECC.

 

Dejamos el cómic en su último número en medio de una reñida batalla entre la vampiresa Shalltear (bajo el control mental de un desconocido) y nuestro protagonista. El desenlace del combate en el capítulo que abre este quinto volumen va seguido de la toma de consciencia por parte de Ainz de la presencia en lo que otrora fuera el mundo controlado por Yggdrasil de un poder al menos comparable al suyo propio. ¿Se trata de otro jugador atrapado? ¿O es acaso una amenaza de un nivel superior? Por si acaso, Ainz dedica la primera parte de este cómic a seguir probando que las reglas aplicables al juego siguen vigentes en esta réplica tan real del mismo.

 

¿Qué hace aquí el líder de nuestro clan?

 

La segunda parte del mismo queda dedicada a la presentación de la raza de los hombres-lagarto, unos humanoides de inteligencia similar a la de los hombres, pero de superior estatura y fortaleza dado su parentesco con los reptiles. Vendrían a ser una réplica de los clásicos bárbaros de los mundos de Dungeons & Dragons dado que viven en pequeñas aldeas regentadas por distintos clanes y viven de lo que pescan o cazan y recolectan. A esta raza les declara la guerra Ainz con un objetivo que aún no logro comprender, pero que no parece obedecer a unos deseos de expansión, sino a algo más retorcido y cuidadosamente planificado (voy a apostar que los pretende ayudar a vencer para ganarse su apoyo).

 

Overlord #5

Overlord #5

 

Como decía, la segunda parte de Overlord #5 (tras un breve paréntesis que nos da algunas pinceladas de lo que le depara el futuro a esta serie) tiene por objetivo presentarnos a los principales personajes de esta raza, tan similar en aspecto como diferente en carácter con los draconianos de la Dragonlance. Conocemos así a Zaryusu, un explorador y un viajero que se mantiene apartado de su clan desde la última guerra de clanes, propiciada por la escasez de alimento y que desgarró la paz de la zona, y Crusch Lulu la líder de uno de los clanes que permanece oculta al sol por su aspecto (es un lagarto albino) y con la que Zaryusu negociará elevar su actual tratado de paz a una directa colaboración entre clanes cuando una aparición, comandada desde Nazarick, declare la guerra sobre todos los hombres-lagarto y jure su pronta destrucción para mayor gloria de su tenebroso amo.

 

Overlord, como ocurre con One Punch Man, cuenta con un protagonista invencible que necesita de sus aliados para resultar interesante. Pero, al contrario que ésta, la serie de Kugane Maruyama y Hugin Miyama no recurre al humor, sino que nos cuenta una auténtica historia de aventuras épicas con un ligero barniz humorístico y bastante misterio para resultar no sólo atractiva, sino verdaderamente adictiva.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados