Overlord #7

Overlord #6-7: Un manga orgánico

Overlord #6Puede que llegue una época en que no haya más guerras fratricidas

 

Confieso que cuando me acerqué a la edición de Overlord que ECC ha traído a nuestro país por primera vez lo hice con la duda de si lograría engancharme a una serie de la que apenas había oído nada (¡pese a contar con adaptación al anime!). El primer tomo me gustó, pero siguió planteándome algunas dudas acerca de su funcionamiento. No duraron mucho mis dudas. Sin darme apenas cuenta había llegado a la cuarta entrega y, pese a que aún no había ocurrido nada de envergadura, ya estaba comiendo de la mano de Satoshi Oshio (que es quien ha adaptado al manga la obra de Kugane Maruyama) y deseando saber qué pasaba con los habitantes de Nazarick y con los del nuevo mundo al que había viajado su protagonista.

 

El quinto número no hizo sino aumentar mi interés con una batalla que no por predestinada en su desenlace molaba menos. Ahora (y ya desde el final de aquel tomo) nos enfrascamos en una nueva trama que va a extenderse durante, al menos, tres tomos (estos dos y uno más) y que le da una nueva vuelta de tuerca a los mecanismos de la historia, haciéndola evolucionar una vez más. Esta mutabilidad es una de las mejores características de Overlord, que nunca cae en la reiteración y siempre parece saber cómo sorprender sin necesidad de tirar del manido recurso del nuevo e indestructible villano de turno.

 

Hay una espina clavada en tu corazón

 

El secreto, ya lo dije en mi anterior artículo, ha estado en ceder el protagonismo poco a poco al abultado elenco de secundarios con los que cuenta la serie. Lord Ainz sigue siendo el protagonista, sí, pero en todo el sexto tomo de la colección no llega a dejarse ver, centrada como está la historia en la unión de las tribus de los hombres lagarto. De hecho sólo un par de los subalternos del Overlord hacen acto de presencia y esto sólo sirve para que el argumento pueda avanzar hacia la batalla que contemplamos en el séptimo tomo de la colección. La guerra contra los ejércitos de no muertos invocados por el señor de la Tumba de Nazarick y contra el Elder Lich que actúa de jefe final hace que le cojamos un gran cariño a Zaryusu y Crusch, por lo que el giro argumental de Overlord #7 no nos toma por sorpresa.

 

Overlord #7

Overlord #7

 

Sí que nos sorprenden los repentinos arranques de jocosidad de cuando en cuando en la obra (ya son casi una firma propia del autor) y los esporádicos momentos de debilidad de su protagonista, quien tendemos a olvidar que está atrapado en un juego online que se ha hecho real como por arte de magia. Los hombres lagarto, como otros personajes anteriormente, terminarán quedando relegados a un discreto segundo plano, pero por el camino habrán contribuido a hacer crecer a los personajes que rodean a Lord Ainz y eso ya vale su peso en oro. Celebra el séptimo tomo en sus páginas finales la segunda temporada del anime y yo, sin tener ninguna esperanza de verlo en nuestro país, me alegro por la buena salud de un manga realmente sorprendente y divertido.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados