Divergente: De vuelta al oscurantismo

Divergente

Divergente

Título Original: Divergent

Director:Neil Burger

Guión: Evan Daugherty, Vanessa Taylor

Reparto: Shailene Woodley, Theo James, Ashley Judd, Jai Courtney, Ray Stevenson, Zoë Kravitz, Miles Teller, Tony Goldwyn, Maggie Q, Kate Winslet, Ansel Elgort

EEUU / 2014 / 139′

Productora: Summit Entertainment / Red Wagon Entertainment

Divergente es un nuevo ¿cuántos llevamos ya? intento de repetir el éxito de las sagas Crépusculo y Los Juegos del Hambre. Otra trilogía de novelas de éxito entre la juventud de medio mundo que trasciende el medio convirtiéndose en franquicia cinematográfica. Con más en común con la historia de Katniss Everdeen o Cazadores de sombras…

Divergente es un nuevo ¿cuántos llevamos ya? intento de repetir el éxito de las sagas Crépusculo y Los Juegos del Hambre. Otra trilogía de novelas que triunfan entre la juventud de medio mundo y trasciende el medio convirtiéndose en franquicia cinematográfica. Con más en común con la historia de Katniss Everdeen o Cazadores de sombras –ya sabemos, inversión de roles, heroínas de carácter y chicos florero– que con los almibarados vampiros de Stephenie Meyer, el film de Neil Burger nos presenta una Chicago futurista y distópica (que está muy de moda) en la que sus habitantes se dividen en cinco facciones definidas por un determinado rasgo: osadía, verdad, abnegación, cordialidad y erudición. Una sociedad recta y perfecta si no fuera por los divergentes, personas que no encajan en ninguna de las categorías, por tener un poco de cada una, y que ponen en peligro el equilibrio. Como es obvio, Tris, la protagonista, es una divergente que pondrá todo patas arriba.

La película tiene unas secuencias muy chulas, sobre todo las oníricas, que permiten a su director lucirse y coreografiar unas escenas con mucha acción; pero hay tres grandes problemas que impiden al espectador medio poder disfrutar plenamente de la propuesta, dejando este placer a los muy fanáticos de la novela de Veronica Roth.

Divergente

Uno de ellos es común a muchas de las adaptaciones de los últimos años. Se busca una fidelidad tan grande con el referente que olvidan que estamos en otro medio y en otro lenguaje. Y claro, lo primero que se resiente es el ritmo de la narración. Un segundo acto (que narra el adiestramiento de Tris como miembro de los osados) muy largo y que aporta más bien poco lleva a la película a alargarse por encima de las dos horas sin necesidad.

El segundo alude a la verosimilitud de la historia. Cuando vemos a los «osados» saltar de un tren en marcha porque es divertido, todo deja de tener sentido. No se puede confundir la valentía con la estupidez. Si los osados son la policía de esta ciudad y se pasan el día jugándose la vida porque es guay está claro que este experimento sociológico está abocado al fracaso. Ya que están que demuestren quien es más valiente jugando a la ruleta rusa o tirándose por un acantilado.

El tercero y último gran problema de Divergente es que nos vende una imagen de la protagonista errónea y atrasada. Venimos de ver como Jennifer Lawrence se convierte en el símbolo de la revolución en Panem y de repente volvemos a los tiempos oscuros en que la heroína sucumbe a los encantos del macho alfa a los 10 minutos de empezar la película. El personaje de Shailene Woodley se mueve por y para el chico que le gusta. Vale, Theo James es guapetón y simpático (y ojalá nos salvara a todos), pero si queremos superar las diferencias de género primero tenemos que actuar en educación y cultura. Estamos en pleno siglo XXI, es hora de dejar atrás el esquema de caballero andante y damisela en apuros. Que un blockbuster juvenil perpetúe la idea de que por muy protagonista que sea la fémina tiene que ser salvada por su amado nos hace un flaco favor a todos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados