Mañana cuando la guerra empiece: Sorprendentemente interesante

¿Cómo reaccionarías si de la noche a la mañana tu país estuviera en guerra y te vieras obligado a luchar para sobrevivir?

Esta es la premisa, algo fantástica, que da pie a una película bastante más sólida de lo que me esperaba. Una apuesta interesante de ver y muy entretenida.

La historia:

Siete chavales de instituto (aunque el físico de actores y actrices nos diga lo contrario) de un pueblecito de Australia se van de excursión a las montañas para celebrar el final de las vacaciones de verano. Mientras andan alejados de la humanidad un ejército invade su país de la noche a la mañana, sumiéndolo en el caos y dejándolo incapaz de responder con efectividad.

Titular

Inicialmente preocupados por su propia supervivencia, los protagonistas irán cambiando poco a poco, forzados por las circunstancias a convertirse en guerrilleros. Dejando a un lado los móviles y los deberes y tomando los fusiles en su lugar.

Tal y como se menciona en un punto de la película (en un claro chiste con fines comerciales) probablemente la colección de novelas esté mejor. Pero tal y como está contada, es suficiente como para hacer que nos apetezca echar una ojeada por las librerías. Habrá que estar atento, pues a España sólo llegó el primer libro (de siete) hace años y después fue descatalogado.

Los actores:

Son jóvenes y de carreras cortas (exceptuando quizá a Rachel Hurd-Wood, que ha participado ya en películas como El Retrato de Dorian Gray del pasado año o en El Perfume) pero no lo hacen nada mal. La protagonista, Caitlin Stasey (Ellie Linton en la película) demuestra carácter y encaja perfectamente en su papel de «lideresa»; se llevó el premio a la mejor actriz en los premios anuales de la Academia del cine Australiano (los IF Awards). A estos mismos premios estuvo nominado Deniz Akdeniz por su papel como Homer (por el filósofo griego, no por el personaje de Los Simpson), premio que se llevó al final Ben Mendelsohn por su papel en Animal Kingdom.

Me chirrían un poco las actuaciones de Lincoln Lewis (Kevin Holmes), que tiene una evolución poco natural del personaje, y de Andrew Ryan (Chris Lang), que aparece tarde en la película y tiene que forzar la maquinaria para no parecer un extraño en el grupo.

Mañana cuando la guerra empiece

El Director:

Stuart Beattie acumula nominaciones a premios por sus guiones y colaboraciones (Collateral, Australia…), pero no ha sido hasta ahora que ha logrado ser recompensado con el premio al mejor guión en los IF Awards. Hace un buen trabajo de adaptación de la novela. La película comienza siendo un poco lenta, pero una vez que coge ritmo no lo pierde y hace que el espectador no se aburra.

La Banda Sonora:

A cargo de Johnny Klimek y Reinhold Heil, que ya están acostumbrados a trabajar juntos (The International, El Perfume…) La música original acompaña muy bien a las escenas y se mezcla perfectamente con los temas no originales, de grupos como Jet o The Temper Trap.

En resumen:

Una película sorprendentemente buena teniendo en cuenta su escasa publicidad y lo desconocido de su reparto. Interesante para adolescentes y no tan adolescentes. Si hace buena caja sacarán una segunda parte (de tres) en 2012.

Esperemos que hagan caja pues.

Mañana cuando la guerra empiece

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados