Infinity 8 #3: Guerrilla Simbólica

Infinity 8 #4. Guerrilla Simbólica: Sucios Hippies

Infinity 8 #4: Guerrilla Simbólica

«No sé qué has tomado, pero quiero un poco«

 

Mientras lees estas líneas Dibbuks está publicando en España la nueva y maravillosa locura salida de la mente de Lewis Trondheim. El autor de La Mazmorra es único en el arte de crear universos ricos e inmensos y en Infinity 8 ha llevado esta habilidad al espacio y, acompañado por una cambiante tropa de dibujantes, se ha lanzado a crear su propia versión del filme Código Fuente, pero con alienígenas y ocho mujeres muy distintas entre sí y con la única similitud de estar al servicio del esclarecimiento de un siniestro misterio. Ya en el pasado nos hemos deleitado con las aventuras de una de sus protagonistas en el gigantesco cementerio que ha bloqueado a la nave en la que viajan todos los personajes y con el resurgir del movimiento nazi en el segundo. Nos faltó en La Noche Americana acercarnos al tercer volumen (una interesante reflexión sobre las religiones que daría para un artículo por sí misma), pero sí que hemos llegado a tiempo de poder disfrutar de la Guerrilla Simbólica, una cuarta entrega que mantiene el altísimo nivel de las tres anteriores.

 

Llegados al ecuador de la colección (que, por supuesto, será de ocho números) veo que Trondheim ha decidido reflexionar en cada número sobre un tema concreto. Es por ello que la organización en tomos es tan acertada y también es este detalle uno de los motivos por los que cada entrega se puede leer perfectamente por separado de forma independiente y que, llegado el caso, funcionan al margen de la colección principal. La primera nos hablaba de amor (y cadáveres), la segunda no sólo hablaba del fascismo, sino también de la forma en la que el paso del tiempo adultera los recuerdos y nos hace «olvidar» lo que nos conviene. El Evangelio según Emma se centró en la forma en la que varias grandes religiones pueden partir de una raíz común para luego derivar en interpretaciones distintas y antagónicas y en cómo el ser humano se cierra a la verdad en pos de preservar lo que ha creído siempre y le da seguridad. Este nuevo tomo nos habla del movimiento hippie, desde una perspectiva bastante desoladora.

 

«Vivamos un momento de amor, usted y yo«

 

El autor nos presenta a Patty Stardust, una agente infiltrada en un colectivo artístico por el que siente especial debilidad un magnate implicado en asuntos turbios al que ella intenta acceder e investigar. La cosa se complica cuando Patty es requerida por el capitán de la Infinity 8 para que se haga cargo de esclarecer el misterio que rodea a la aparición de la gigantesca necrópolis que obstaculiza el viaje de la nave. El viaje que emprende hace que nuestra protagonista descubra secretos que quién sabe si estaban mejor guardados, pero que nos hacen pensar sobre cuánto hay de real en cada movimiento que se reivindica como auténtico.

 

Infinity 8 #4: Guerrilla Simbólica

Infinity 8 #4: Guerrilla Simbólica

 

Trondheim pone tras la Guerrilla Simbólica a un, literalmente, pez gordo de los negocios, que trata de rentabilizar la creciente fama de su ideólogo para lavar su sucia imagen pública. Y pone de líder del movimiento a un individuo que desde la primera viñeta nos da la impresión de clásico líder de una secta, más interesado en su bien personal que en el supuesto arte que está propagando a lo largo y ancho de la nave que alberga a los personajes. Es cierto que la visión de Trondheim es pesimista (lo es en la mayor parte de su obra), pero debería servir para obligarnos a abrir los ojos y contemplar cada pequeño detalle de nuestras vidas con una mirada crítica, libre de prejuicios ni de fanatismos que eviten el raciocinio.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados