Los Mundos de Aldebarán: Ciclo 1 - Aldebarán

Los Mundos de Aldebarán. Ciclo 1 – Aldebarán: Un Brasil en el cielo

Los Mundos de Aldebarán: Ciclo 1 - Aldebarán«Me has hecho llorar delante de ti como una niña pequeña«

 

Hay obras que da igual el número de veces que las reediten; siempre hace falta que vuelvan a las estanterías de nuestras librerías de confianza. El Watchmen de Alan Moore, el Ronin de Frank Miller, el Monster de Naoki Urasawa… Y Los Mundos de Aldebarán, de Leo. Una serie de cómics que se apoya en la ciencia ficción para contarnos una historia tan rica e interesante que no podemos dejar de leerla y que aún hoy, veintisiete años después de la publicación de su primer volumen, sigue siendo igual de actual y su mensaje sigue tan vigente como cuando se publicó su primera edición en Francia (aunque a España no llegaría hasta 2017 de la mano de ECC). Es precisamente la editorial catalana la que ahora reedita el primer volumen de esta longeva historia (siguen saliendo nuevos volúmenes a día de hoy) en cartoné y por poco menos de treinta euros para que Aldebarán siga estando presente en los escaparates y nuevas generaciones de lectores se enganchen a esta maravillosa historia.

 

Este primer volumen de la historia nos lleva a un pueblecito pesquero a orillas de un mar casi infinito. En él viven nuestros protagonistas, entregados a la pesca y a las actividades propias de una aldea y a sus sueños de visitar algún día la gran ciudad, sin apenas medios, pero sin hambre, crimen ni grandes problemas… hasta que una catástrofe acontece.

 

Lo que leemos en el párrafo anterior podría pasar en cualquier parte de la Tierra (de hecho, basta con ver los paisajes e incluso las formas de ser y moverse de los personajes para ubicar el relato en Brasil, lugar de nacimiento del autor). Sin embargo, toda esta acción tiene lugar en Aldebarán, un planeta a 64 años luz de la Tierra que quedó aislado de ésta hace cien años, poco después de que desembarcaran en él sus primeros mil quinientos colonos.

 

«Los que gobiernan Aldebarán son unos tiranos de la peor calaña: la que cree que actúa de verdad por el bien de todos«

 

Así pues, tenemos a un grupo de personajes que viven aventuras en un mundo que a nosotros nos puede parecer extraño y exótico, pero que para ellos es su hogar y todo lo que han conocido tras cuatro generaciones de colonos que han tenido que adaptarse a un modo de vida muy distinto al de sus antecesores. Es ciencia ficción pura (un planeta lejano, extrañas bestias de formas llamativas, una geografía extremadamente distinta a la nuestra…), pero también es algo más. Hay una naturalidad, una manera orgánica de comportase y evolucionar en los personajes, que hacen que sintamos toda esta historia como algo real. Algo que podría estar ahora mismo pasando en un planeta muy lejano que hace mucho tiempo que hubiera dejado de tener contacto con el nuestro, pero poblado por gente como tú y como yo, aunque adaptados a unas condiciones de vida diferentes.

 

Los Mundos de Aldebarán: Ciclo 1 - Aldebarán

Los Mundos de Aldebarán: Ciclo 1 – Aldebarán

 

Pero tampoco muy diferentes. Porque en este primer tomo se nos habla del poder ejercido por una oligarquía corrupta, de los movimientos de resistencia, de la educación como la más poderosa de las armas, de la música y su extraño poder, de la amistad, el paso a la vida adulta… y del amor. Del amor entendido como un viaje que da mil vueltas, que a veces nos aleja mucho de lo que tenemos tan cerca, pero que sirve para mantenernos cuerdos en medio del oleaje, para sobrevivir al fin de los tiempos o, simplemente, para hacer que brille más fuerte el día.

 

Aldebarán es un relato de lectura mucho más que necesaria. Es un cuento de aventuras que me habría gustado leer en mi adolescencia y que he disfrutado muchísimo desde mi perspectiva adulta. La reedición de ECC es cómoda y bonita e incluye algunos extras bastante interesantes. Una compra obligada.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados