Dario Argento: «Seguramente llegue a entender mucho mejor la psicología de una mujer que de un hombre»

Dario Argento está estos días en Madrid para recoger el premio Maestro del Fantástico que le otorga el Nocturna, el Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid, donde además se ha proyectado Rojo Oscuro (1975). El veterano director italiano, uno de los grandes del género –con obras míticas como Suspiria (1977) o Phenomena (1985)–, nos ha atendido para repasar brevemente algunos de los aspectos más característicos de su obra y su incursión en formatos como el 3D.

Pregunta: ¿Cómo fue la experiencia de trabajar en 3D con Drácula?

Respuesta: Ha sido una experiencia muy importante, muy inspiradora, porque esta nueva tecnología aplicada al 3D te da una posibilidad de ver la profundidad que antes, en el cine clásico, en el cine antiguo, no era factible. La profundidad es lo más importante de esta nueva tecnología; ha sido una experiencia buenísima, pero no sé si la repetiré.

P: Lucio Fulci, Mario Bava, tú mismo… en el cine italiano actual parece que no hay una generación que tome el testigo en el fantástico

R: Es porque hay un gran problema económico. Hay muchas dificultades. Las nuevas generaciones están muy influenciadas por la televisión, no tienen una gran experiencia en el género. Pero no solo en Italia. En Inglaterra había una gran tradición del terror que casi se ha perdido. En Francia también. En España se hace poquísimo terror ahora.

P: ¿Cómo valoras la evolución del terror desde tus inicios a los tiempos actuales, donde se tira más por lo explícito y meno psicológico?

R: Es el camino equivocado. Olvidar la parte psicológica es un gran error, porque constituía lo más importante de mis films y también en los americanos. También había una parte política. ¡Qué pena! Porque esta parte psicológica era el fundamento del terror tradicional. Ahora se opta por el camino más fuerte, por lo terrible, por lo espantoso, y eso es por lo que el cine de terror está de capa caída.

VENEZIA: BELLUCCI, NUDA DOPO IL PARTO, ATTO GENEROSITA'

P: ¿Por qué te decantaste por el cine de terror?

R: No sé porque lo decidí. Ha sido un impulso natural, puesto que desde pequeño amaba el cine fantástico. Quizás se debiera a mis primeras lecturas, mis primeras películas, me han ido llevando a tirar por este tipo de cine.

P: Háblanos de esa predilección por el componente claustrofóbico y el tono surrealista de muchos de tus films.

R: La claustrofobia viene dada de algo que tengo en lo más profundo, una fobia. En mi cine me dedico a contar mis sueños, mis pesadillas, donde hay mucho sentido claustrofóbico. Respecto al surrealismo, es una de las corrientes más importantes del arte, tanto en literatura como en la pintura. Ha sido muy importante para todos, me fascinaba. Pero yo hago un surrealismo visto desde una perspectiva actual, visto desde hoy.

P: ¿Cómo ves el cine de terror latinoamericano? ¿Lo sigues?

R: Me interesa mucho el cine de terror latinoamericano. Sobre todo el cine argentino y el mexicano. Son ejemplos muy interesantes. Se hace un cine de terror muy importante, es un cine que no va a los efectos, no tiene demasiados y se apoya en la psicología más profunda.

P: Y para finalizar, háblanos de tu interés hacia las mujeres en tu filmografía. Suelen tener una presencia constante, algo que en el género no es muy habitual.

R: Mi pasión por las mujeres se debe a una historia lejana. Mi madre era una famosa fotógrafa especializada en fotografiar actrices importantes de los años 50 y 60. Como yo estaba mucho con ella veía como las retrataba, como ponías las luces en sus rostros. Así me vino esta pasión por la figura femenina, las expresiones, los rostros, por las luces… Por eso me sale más espontáneo contar con personajes femeninos y no con masculinos.

No es lo habitual claro, es una rareza. Yo sí lo hago. En mis últimos films los personajes femeninos son protagonistas, aunque muy jóvenes. Seguramente llegue a entender mucho mejor la psicología de una mujer que de un hombre.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados