Violence Action #2

Violence Action #2: Entrando en materia

Violence Action #2«Nunca dudes de ti mismo si quieres triunfar en la vida«

 

Segunda entrega de Violence Action y, de pronto, siento que hemos entrado en otro manga. De las cinco historias del primer tomo pasamos a tan sólo tres y de ellas sólo una conserva el cien por cien del espíritu del primer tomo, mientras que las otras dos nos presentan a unos nuevos personajes y desarrollan una trama que, por vez primera, no termina con la última página del tomo. El manga de Renji Asai (basado en la obra de Shin Sawada) se ‘estandariza’ para poder contar historias más complejas y pierde una pizca de la perturbadora mezcla entre la actitud dulce de Kei y lo macabro de sus acciones. Pero esto último lo hace también para poder comenzar a profundizar en la personalidad, la historia y las motivaciones de la asesina en portada, así como las de la nueva aliada a la que conoceremos en el primer capítulo de esta entrega.

 

Se podría decir que el primer volumen fue una simple introducción. Una manera de que entráramos en contacto con el sórdido mundo por el que se mueve nuestra protagonista. Mientras tanto, esta segunda parte lo que busca es desarrollar su trasfondo (aunque sólo sea un poco) y dejarnos claro que hay mucho por contar del mundo que se ha sacado el mangaka de la chistera. Es normal, jugar al juego de las historias cortas es una apuesta que suele salir bastante mal con temas tan oscuros (lo vemos mucho más asociado al humor sin embargo) y Asai necesitaba introducir nuevos elementos en la fórmula para que ésta no perdiera la frescura y el funcionamiento del primer tomo.

 

«El hombre del saco, que ha venido a buscaros«

 

Y que quede claro que Kei no cambia de carácter de un número a otro. Simplemente comenzamos a vislumbrar, como ya vimos en algún capítulo de Violence Action #1, destellos de lo que se esconde bajo la máscara de dulzura y amabilidad de la protagonista. Quizás tenga ella un pasado bastante similar al de Dahlia, la francotiradora que la contrata en la primera historia del nuevo volumen de Norma Editorial. Quizás tengamos entre manos la historia de una joven que pasó de ser la víctima de algo siniestro y perturbador a convertirse en el verdugo de todos aquellos que se ponen en su punto de mira. O quizás no, quizás sea simplemente una psicópata a la que una agencia de asesinas reclutó por su apariencia angelical.

 

Violence Action #2

Violence Action #2

 

Pero lo que vemos en esta entrega nos hace pensar mucho más en la primera opción. No sólo ya por cómo reacciona ante la saliva del gran villano de la primera historia, sino por el tema recurrente que vemos en esta trama y en la que cierra el volumen. El de adultos que pervierten a los críos a su cargo, convirtiéndolos en meras marionetas al servicio de sus siniestros intereses. Asai repite esta estructura una y otra vez en el manga y cada una de las dos grandes tramas de este número es una vuelta de tuerca cada vez más macabra en torno al mismo concepto. Me lleva a pensar en una serie que vi hace cosa de dieciocho años ya, Gunslinger Girl, que justamente hablaba de crías convertidas en armas al servicio de una ficticia rama del ejército italiano, con sus mentes lavadas y enfocadas tan solo en cumplir las órdenes y los deseos de su fratello (hermano en italiano, su mentor y dueño al fin y al cabo). No es nueva la idea japonesa de hacer protagonizar un manga a lo que podríamos denominar como los niños de la guerra, pero sí que lo es el interesante giro hacia la dulzura desde el que parte Violence Action. Me produce muchas ganas de seguir leyendo y profundizando sobre sus muchos secretos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados