Bloodshot

Bloodshot #1. Incendiar el mundo: Pura adrenalina

Nuestro primer acercamiento a la renovada Valiant, cuyos derechos de publicación en España pertenecen a Panini Cómics, no ha podido ser mejor. Bloodshot ofrece drama y acción en altas dosis, como hicieran aquellas superproducciones que lanzaron al estrellato a los tipos duros por excelencia: Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone. Duane Swierczynski recupera ese espíritu del cine de acción de finales de los ochenta y mediados de los noventa en el que cualquier cosa era posible y lo traslada a las páginas de un cómic que tiene lugar «15 minutos en el futuro«.

 

Bloodshot es un arma viviente, un hombre sin memoria al que se le han ido implantando recuerdos para que no vacile en el cumplimiento de sus misiones. Un lobo solitario al que la muerte no puede tocar y con un poder de curación que hace prácticamente imposible pararlo. Lobezno, en quien ahora mismo todos estamos pensando, es un chiste al lado de Bloodshot.

 

Bloodshot

 

El planteamiento de la historia es bastante sencillo: el protagonista acude a una misión en la que todo se va de madre, lo que lleva a que sus jefes decidan poner tierra de por medio eliminándolo. Esto, junto a algunos secretos revelados, obligan a Bloodshot a iniciar una batalla sin cuartel para recuperar su vida. La máxima pretensión de Swierczynski es la de que nos sentemos donde sea a disfrutar de un relato que es pura adrenalina y en el que resulta terriblemente fácil meterse de lleno gracias a una primera página que nos habla de las peculiaridades de nuestro héroe y del mundo en que se mueve. Lo de «15 minutos en el futuro» (apuntado por Celes J. López en su texto de introducción) puede tomarse al pie de la letra, porque obviando lo tecnificado que puedan estar las ramas «secretas» del ejército norteamericano que nos ocupan aquí, el mundo en que transcurre esta aventura es el mismo que vemos por la ventana o la TV todos los días. Una cercanía que ayuda al guionista en su propósito de atrapar al público en la lectura.

 

Aunque por muy identificable que sea el contexto, en el libro no hay nada de crítica o segundas lecturas. Tampoco le hace falta. La historia está bien definida y los personajes no necesitan mucha presentación, la narración es directa y con un excelente sentido del ritmo, sorprendiendo al lector con unos giros que no hacen sino volver más adictiva a la propuesta. A todo esto ayuda sobremanera el dibujo de Arturo Lozzi y del español Manuel García (de quien se incluyen varios bocetos a modo de extras junto a una galería de cubiertas). Aquí resulta muy interesante como diferencian entre los hechos narrados y los recuerdos y flashbacks del protagonista, así como las proporciones de las viñetas y la composición de las mismas, que ayudan a reforzar la imagen de que estamos más que ante un tebeo, ante una gran película de acción.

 

Bloodshot es un cómic palomitero para disfrutar y dejarse llevar por su derroche de acción y suspense.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados