Estela Plateada - Devolucionado

Estela Plateada. Devolucionado: Un corazón late

Estela Plateada - DevolucionadoConfieso que Greg Pak es un guionista que me tiene enamorado. Su trabajo en Planet Hulk y World War Hulk nos trajo una de las sagas del coloso de jade más aclamadas y me incitaron a echarle un ojo a esta historia corta y, a priori, inocua del heraldo de Galactus. Me encontré con un relato que nos lleva al pasado de Estela Plateada, que ahonda en su humanidad y que se resuelve de la manera más sorprendente posible.

 

Soy solo un visitante a la espera de que mi señor me llame

 

Silver Surfer visita la Tierra periódicamente, ya sea por caprichos de su amo o por voluntad propia, y con el carácter objetivo que le otorga su casi completa insensibilidad suele servir de espejo a las pasiones humanas. En este caso no iba a ser distinto y se nos presenta al personaje del Alto Evolucionador (a quien pudimos ver en Especie en Peligro) y sus delirios de grandeza que le llevan a aspirar a ser poco menos que un dios. Pero Pak no se queda ahí y utiliza la aparente derrota del protagonista para presentarnos a Norrin Radd, el antiguo habitante del planeta Zenn-Ia que escogió la servidumbre a cambio del perdón de su tierra natal y que enfrentado de nuevo a las sensaciones mundanas vuelve a nacer. Porque, ¿de qué sirve ser el portador de un poder cósmico casi ilimitado si no tienes sentimientos con que disfrutarlo? Y, como contraste, se nos presenta la otra cara de la moneda. Se nos plantea qué pasaría si se nos ofreciera un poder ilimitado a cambio de renunciar a nuestra humanidad ¿aceptaríamos o cederíamos?

 

La dualidad está muy presente en este tomo que han dibujado entre Stephen Segovia (dibujante filipino muy ligado a Lobezno), Harvey Tolibao (otro filipino, este más acostumbrado a Green Arrow en DC) e Iban Coello (barcelonés cuyo último trabajo le ha llevado a dibujar a Superboy para el nuDC). Así, el argumento de fondo nos habla de un ser que ha sobrepasado las fronteras de lo humano y que busca convertirse en un nuevo Galactus, uno que cree mundos en lugar de destruirlos. La moraleja del cuento nos viene a decir algo así como que para cada yin hay un yang.

 

La Buscadora (Suzi Endo) en Estela Plateada - Devolucionado
Si el heraldo de Galactus era plateado, la Buscadora ha de ser dorada

 

Lo que les ocurra ahora será por su voluntad

 

Este relato, además y como ya ocurriera en la colección Spider Island del trepamuros, nos plantea la pregunta de qué diferencia al héroe del resto de los mortales cuando sus poderes son eliminados de la ecuación. Tanto para Dan Slott como para Greg Pak la respuesta viene a ser fácil: lo que enaltece al héroe y lo hace destacar no es su fuerza, su invulnerabilidad o su rapidez, sino la voluntad de actuar aún a riesgo de la propia vida. Así, al igual que Parker era el único capaz de frenar la plaga que poblaba a Manhattan de seres con sus mismos poderes, Silver Surfer no demuestra su heroísmo realmente hasta que se ve reducido a ser Norrin Raad. Como tal ya salvó una vez su planeta de la destrucción y también él será imprescindible para el desenlace de esta historia.

 

Estela Plateada: Devolucionado se publicó en Estados Unidos entre abril y agosto del pasado 2011 y sirve como epílogo del Imperativo Thanos. La edición de Panini, enmarcada en su colección 100% Marvel, viene precedida de una introducción de Bruno Orive y la cierra una galería con todas las portadas norteamericanas del cómic. Por 11 € sirve de una muy buena toma de contacto con el universo comiquero del surfista plateado.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados