La Hija de la Tormenta

La Hija de la Tormenta: Con ganas de más

La Hija de la TormentaDéjame morir con esa esperanza

 

Relato breve el que nos presenta Aleta Ediciones por medio del siempre efectivo Víctor Santos (Furious, Polar), esta vez acompañado por un inspirado Sergio Córdoba (Malas Tierras, Freaks in Love) en las labores pictóricas. Santos extrae a uno de los personajes más carismáticos de la serie Los Reyes Elfos: La Emperatriz de Hielo para dotarlo de mayor profundidad a través de un pasado que, él mismo reconoce, bebe grandes sorbos del manga El Lobo Solitario y su Cachorro.

 

Lo que aquí se nos presenta es a un curtido guerrero que acude a la llamada de un antiguo compañero de armas y acepta llevar a cabo su última voluntad antes de caer ante quienes pretenden usurpar su poder. Esta misión no será otra que la de proteger a su nieta (futura aspirante al trono) y alejarla del fragor de la batalla para que, a pesar de se una Hija de la Tormenta (nacida en medio de una guerra), su infancia no se vea truncada y pueda volver algún día a reclamar el trono que por derecho de sangre es suyo.

 

¿La cerveza de barril te resulta demasiado fuerte?

 

Jurgen Ulf es uno de esos personajes que te caen inmediatamente bien. Es un tipo duro a lo John McLane, capaz de permanecer frío ante las provocaciones y de soltar alguna coletilla en el momento justo para poner de los nervios a quienes le buscan las cosquillas. Los diálogos que Santos pone en su boca no tienen desperdicio alguno. Pero Ulf no es sólo palabras y de eso se ocupa Córdoba, que nos deja con unas impresionantes escenas de pelea en las que los enemigos rara vez acaban de una sola pieza (no mola ni nada la escena final de la última batalla de este álbum). Tal es la fuerza del personaje que todo el resto de tramas quedan ensombrecidas ante la acción que le acompaña y uno termina por ver toda la historia de la Reina Mantícora como un argumento meramente tangencial.

 

La Hija de la Tormenta

La Hija de la Tormenta

 

De hecho, si he de buscarle algún otro ‘defecto’ a La Hija de la Tormenta, me centraría en el hecho de que uno se queda con ganas de más. La historia de Jurgen portando a la tierna Fylgin a través de las tierras de un país asolado por la guerra mientras fuerzas oscuras los persiguen tiene un encanto que, por más que ya se haya visto antes en el cine y la literatura, no deja de cautivarnos. Por algo menos de ocho euros podemos disfrutar de un tomo que complementa a antiguas obras de Víctor Santos y que sirve de puerta de entrada a su rico universo de ficción.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados